• Reflexión: Saber perdonar

    La palabra de Dios está predeterminada a cambiarnos, y de esta manera, perdonar de buena manera, buscando vivir en armonía unos con otros.

    Día a Día
  • Reflexión: Que la santidad se te note en justicia, en solidaridad y en perdón

    No puedes ser creyente si no vives a la manera de Dios. Si rezas y no actúas justamente con solidaridad y perdón, no estás mostrando tu verdadera santidad.

    Día a Día
  • Reflexión: Ser generoso con alguien que necesita y no te puede devolver

    Dios siempre nos dice que somos lo que cosechamos. El dar sin recibir nada a cambio será recompensado por el amor del Padre.

    Día a Día
  • Reflexión: Vivir en libertad

    Nadie te obliga a hacer algo que no quieres y Dios tampoco lo hace. El hombre no puede forzar ni forzarse a cometer un acto si no tiene la voluntad de hacerlo.

    Día a Día
  • Reflexión: Precisar tu compromiso de cambio en este tiempo

    Al cambiar nuestras actitudes, Dios podrá completar el plan que tiene para nosotros. Es por eso que debemos estar en comunión con Él y con los demás.

    Día a Día
  • Reflexión: No ser interesados, no manipular a nadie

    La ofrenda que le damos a cada uno de nuestros hermanos y demás personas, Dios la reconoce como la generosidad que debemos tener como sus hijos.

    Día a Día
  • Reflexión: Ser buen amigo

    La amabilidad atrae cosas buenas, como la amistad leal y sincera. Pero la confianza debe ser con una una persona entre mil.

    Día a Día
  • Reflexión: Ser solidario con aquellos que son necesitados

    En ocasiones nos preocupamos por nuestro bienestar. Decidimos sembrar y esperamos que salga algo diferente. Sin embargo, siempre cosechamos lo que sembramos.

    Día a Día
  • Reflexión: Mantenerse firme en sus convicciones fundamentales

    Dios nos llama en ocasiones a ser líderes para una comunidad que está buscando de Él. La firmeza y la convicción, nos ayudaran a cumplir su mandato.

    Día a Día
  • Reflexión: Ante la dificultad mantente firme, no tengas miedo

    La valentía nos sirve de apoyo para poder superar las dificultades y obstáculos que en la vida con Dios se imponen.

    Día a Día
  • Páginas