Descubre cómo las mujeres de 'Un Bandido Honrado' vencieron sus miedos

Para una entrevista con la Revista Vea, las talentosas actrices que componen esta producción hablaron sobre sus mayores miedos y cómo los enfrenaron.

Foto: Revista Vea

Foto: Revista Vea

La novela cuenta con un reparto femenino compuesto por: Carolina Acevedo, Norma Nivia, Katherine Porto y Paola Jara, quienes revelaron sus historias más intimas. 

Carolina Acevedo es una mujer que, como en su personaje de Mile, tiene picante y siempre con una sonrisa muestra que es una mujer feliz.  Matías, su hijo, es el principal motivo de esa alegría.

"Tiene casi 9 años, y es minimee, muy parecido a mí, en todo. Es amoroso, sociable, buena onda, donde llega hace amigos, sonríe, le gusta la música, toca batería, está en clases de canto", señalo la actriz.

Además, desde que se separó, Carolina es papá y mamá, una situación que ha sido complicada.

Durante la entrevista también señaló que no piensa en volver a ser madre, y que de hecho su hijo no quiere tener hermanos, aunque no sabe qué depare la vida para ella.

Norma Nivia, por su lado, quien interpreta a Natalia Peralta en la novela, siempre tuvo claro que se dedicaría a la actuación.

Cuando terminó su bachillerato solo tenía en mente una cosa: ser actriz. Por eso apenas pudo dejó El Líbano (Tolima) y viajó a Bogotá a estudiar. No asociaba la carrera con belleza, sino con talento. No obstante, en el municipio tolimense sufrió de bullying por su estatura.  

"Siempre fui grande, pero a mis 11 años tuve mi primer estirón; a los 12 ya medía 1,72. Ahí dije, ‘soy un fenómeno’. Lo veía casi como una maldición; además, imagínate en un pueblo", señaló la actriz.

Norma, también indicó durante la entrevista que se separó hace cuatro años y calificó su divorcio como difícil, tanto que no le quedaron ganas de volver a casarse.

Katherine Porto vivía un momento complicado en su vida cuando le llegó la posibilidad de interpretar a Jopini en la producción.

"Estaba enferma, me llegué a sentir débil, vulnerable y que no podía ni con mi vida… Yo creo que Dios me envió a Jopini, por eso, para decirme 'tiene que levantarse' ", comentó. 

Antes de Jopini, Kathy había empezado un proceso de renovación que ya lleva varios años, donde los rituales juegan un papel vital en su vida. Por ello, cada día al terminar la jornada de grabación, se despojaba del personaje con algunos ejercicios espirituales.

Paola Jara, por su parte, ama la música desde los seis años y afirma que ser mujer en el medio en el que se desenvuelve no ha sido fácil.

Además, se arriesgó con la actuación. Todos los fines de semana estudiaba música, teatro y televisión, y así lo hizo durante 5 o 6 años.

Sobre su vida amorosa, Paola mencionó que después de una relación tan larga quiere empezar de cero, dedicarse a su carrera, a su familia y a consentirse.

Si quienes conocer más detalle sobre la vida de estas actrices, adquiere la más reciente edición de la Revista Vea. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Revista Vea (@larevistavea) on

Mira también:

Publicidad