• Reflexión: No creerse superior a nadie, respetar a todos

    Pidamos a Dios que nos bendiga y que esta nueva jornada esté en sus manos para seguir adelante y sacar provecho de todas las dificultades.

    Día a Día
  • Reflexión: ser tiernos con las personas que amamos

    Oremos y leamos la palabra para recibir la fuerza de Dios y hacer nuestro día el mejor. Debemos tener la disponibilidad para aceptarlo.

    Día a Día
  • Reflexión: Reconocer nuestros errores y pedir perdón

    Iniciemos este día con la experiencia de reflexión y oración para estar seguros de que Dios nos da fuerza para tomar las mejores decisiones.

    Día a Día
  • Reflexión: aprender de nuestros propios errores

    Comenzamos la semana con la bendición del Señor, confiando y creyendo en Su poder. Estamos seguros que Él nos da fuerza para afrontar cualquier obstáculo.

    Día a Día
  • Reflexión: Ser solidarios, bendecir al otro con mis acciones

    Iniciamos un nuevo día con la bendición de Dios para alabarlo y pedirle que nos llene de alegría y de amor en nuestras tareas diarias.

    Día a Día
  • Reflexión: Tener una comunicación asertiva y eficaz con los que están a nuestro alrededor

    Cuando tenemos claro lo que hablamos y lo que pensamos acerca de lo que Dios nos dice, podemos brindar su mensaje mucho mejor a los demás.

    Día a Día
  • Reflexión: Seamos puntos de unión y no de división

    Las situaciones que exigen nuestra participación, en ocasiones, servirán de puente para poder ayudar a que unamos los lazos en vez de desatarlos.

    Día a Día
  • Reflexión: Decirle lo valiosas que son las personas que amamos

    Al estar cerca de Dios viviremos en plenitud. Si amamos y confiamos en Él seremos felices, y es ahí donde vemos lo valioso de los demás.

    Día a Día
  • Reflexión: Tener palabras y acciones de consuelo con el que sufre

    Abrir el oído y escuchar a aquel que sufre es lo que Dios nos pide para poder darle una mejor ayuda a esa persona que tiene algún problema o complicación.

    Día a Día
  • Reflexión: Evitar la codicia y la avaricia

    La envidia es algo que se nos presenta en nuestra vida diaria, sin embargo, es algo que con ayuda de Dios podemos dejar de lado para evitar la codicia y la avaricia.

    Día a Día
  • Páginas