Rubén Blades: 50 años de canciones y de lecciones de la maestra vida

El 15 de noviembre de 2019, Rubén Blades celebró sus cinco décadas de carrera artística en el Movistar Arena de Bogotá apelando a la música, la literatura y el sentido social.

Foto: Colprensa

Foto: Colprensa

Hace un poco más de tres años, el 24 de abril de 2016, Rubén Blades anunció a través de un comunicado su retiro de las giras musicales, ensombrecido afirmó:

"Prefiero suspender mis presentaciones personales en giras de salsa como Rubén Blades cuando todavía tengo la voz que me permite cumplir con el público, con la orquesta, con el repertorio y con mis expectativas de calidad".

Probablemente, después de aquella noticia, todos los fanáticos que no habíamos tenido la dicha de verlo pensamos que ya sería imposible escuchar al Poeta de la Salsa en vivo. Por fortuna, no fue así. Afortunadamente, el anhelo de corear a uno de los más grandes compositores latinoamericanos se hizo realidad.

Rubén evidenció con contundencia que es el salsero vivo más importante. Al lado del maestro Roberto Delgado y su Salsa Big Band, una agrupación extraordinaria compuesta por 18 brillantes músicos, ofrecieron un show irrepetible para celebrar sus 50 años de éxitos para bailar, pero también para pensar.

Es que Blades lució invencible, elegante, sensible, nostálgico e histriónico, el Rubén de siempre. Vestido de pies a cabeza de color negro, haciendo gala de su inconfundible sombrero tipo bowler y reforzado por una costelación de talentos de su natal Panamá, dio el golpe en la mesa e hizo fanfarria para anunciar la realeza pura de su majestad la salsa.

 

 

Para el cantautor panameño cinco décadas pasaron en un abrir y cerrar de ojos, cuando se inició cantando con el Conjunto Latino, de Papi Arosemena en 1966; y unos años después cuando grabó, en 1969, 'De Panamá a New York' con la orquesta de Pete 'Boogaloo' Rodríguez. En un memorable recorrido por sus temas musicales -que ya son himnos para sus fans- Rubén cantó salsa, bolero, jazz y recordó con cariño a sus amigos fallecidos que se mudaron al otro barrio.

Arrancó la noche siendo coyuntural, atreviéndose a decir lo que muchos cantantes de plástico no se atreven. Tomando partido siempre del lado de los menos favorecidos, en estos convulsionados tiempos para Latinoamérica, donde los malestares sociales se están convirtiendo en marchas de protesta. Antes de empezar a tocar 'Plantación Adentro', la magistral obra de Tite Curet, Rubén dijo:

"En los últimos 14 meses más de 120 líderes indígenas han sido asesinados aquí en Colombia. La gran canción del gran Tite sigue siendo vigente, lo que argumentábamos con Willie Colón en 1977 sigue vigente hoy y esperamos que podamos desarrollar la solidaridad y el respeto porque estas acciones inmundas continúan existiendo en nuestra América de norte a sur y respetuosamente por la memoria de sus asesinados y sus familiares pedimos justicia y que se respete el derecho que tienen como originarios a participar y contribuir en el destino de las tierras que los vieron nacer", luego de eso el público emocionado aplaudió.

Rubén atacó y soltó su descarga musical. 23 canciones hicieron parte de su repertorio en el Movistar Arena de Bogotá, durante la noche del 15 de noviembre.

¡Cómo no cantar con él! ¡Cómo no admirarlo! ¡Cómo no pensar que es uno de los herederos del legado de Gabriel García Márquez! Si el Poeta de la Salsa entonó 'Plástico', 'Decisiones', 'Amor y Control', 'Camaleón', 'El Cantante', 'Creo en Ti', 'Pedro Navaja', 'Buscando América' y 'Patria'.

Remembró con modestia sus años con Willie Colón, le rindió honores a Héctor Lavoe y le manifestó su cariño eterno al gran Cheo Feliciano, saliéndose del libreto, y tocando 'La Palomilla' y el mítico bolero 'Aunque Tú No Me Quieras', ambos temas recordados del Niño Mimado de Puerto Rico.

Con Rubén queda claro que el paso de los años es impostergable, que la certeza del fin es rotunda, pero que la maestra vida les da a unos pocos el regalo de mantenerse fieles a ellos mismos. Rubén es uno de eso hombres. Siempre íntegro y reflexivo, y -como él dijo en el concierto- ya le está dando la vuelta a la vida, "no hay que tenerle miedo a la muerte, hay que tenerle miedo a la indiferencia".

Gracias por la música y la sabiduría, Rubén.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¡GRACIAS BOGOTA! Foto: @vini_on_the_road

Una publicación compartida de Rubén Blades (@ruben.blades) el

 

Posdata:

Monsieur Periné y Yuri Buenaventura estuvieron a la altura del panameño y se expresaron sobre el momento social que vive Colombia, justo antes de las marchas convocadas para el 21 de noviembre.

Catalina García, vocalista de Monsieur Periné, dijo:

"Que nunca se nos quite el derecho a decir lo que pensamos. Necesitamos un país libre y no va a haber odio capaz de callarnos".

Y Yuri Buenaventura expresó:

"Había una época en que la gente salía a protestar y aquí había 20, 30 o 40 muertos. Me parece, personalmente, que lo que se haga no tiene que ser un encadenamiento de sucesos que no controlamos. Somos una nación que hemos tenido la extrema izquierda y la extrema derecha armada; ni en Chile, Ecuador o Venezuela ha habido eso, como nosotros hemos vivido eso, tenemos que tener cuidado con el futuro de nuestra nación. Si la gente va a salir, ¡en la jugada!, porque la oportunidad es importante para decir lo que se piensa".

Por: Felipe Laverde Salamanca - Periodista.

 

Mira también:

más contenido sobre: 
Publicidad