Se encuentra usted aquí

Miguel Bosé obliga a sus hijos a 'reciclar todo'

El conocido artista se sincera sobre el tipo de educación que ofrece a sus hijos y sobre su obsesión con proteger el medio ambiente.

bose.jpg

El carismático Miguel Bosé fue uno de los asistentes más reconocibles a la exposición fotográfica sobre el reciclaje 'Upcycling' que anoche se inauguró en Madrid, por lo que no tuvo inconveniente en revelar públicamente algunos detalles de su vida cotidiana relacionados no solo con la forma en la que trata los residuos de su hogar, sino también con los valores que imparte a sus cuatro hijos -de los cuales solo se conocía la existencia de dos antes del pasado verano- sobre la necesidad de conservar el medio ambiente y preservar los recursos naturales.

"Yo soy el hombre reciclaje por excelencia, de toda la vida. En casa tengo perros, gallinas, y mis cubos orgánicos completamente vacíos. Los otros se llenan mucho y me gusta que sea así porque ya hay demasiado producido en este mundo, tenemos que reciclar todo tipo de materias para no contaminar. En este planeta ya estamos con las alarmas encendidas. Mis hijos están siendo educados en esta filosofía, por supuesto, tiene que ser así porque no tenemos elección", aseguró el intérprete madrileño a la edición española de la revista Vanity Fair.

Aunque puede parecer prematuro presentar a cuatro niños pequeños problemas tan serios como el cambio climático, el calentamiento global y otros efectos de la contaminación, Miguel Bosé insiste en que sus lecciones sobre ecología se basan en principios tan básicos como la importancia de mantener el orden en casa y no generar suciedad.

"A mis hijos, lo que les enseño es que las cosas no hay que tirarlas al suelo, que siempre tienen que ir a la basura, a cualquiera de los cuatro cubos que tenemos por casa", aseveró el artista.

Poco dado a sincerarse sobre el tipo de relación que mantiene con sus cuatro retoños, el extravagante artista solo se ha referido a ellos en contadas ocasiones y siempre para describir la forma en que su llegada ha cambiado por completo su existencia y, por supuesto, su rutina diaria como estrella de la música. Entre otras transformaciones, Bosé considera que su personalidad se ha desdoblado en dos figuras completamente opuestas: la del artista irreverente y la del padre de familia obsesionado con el bienestar de sus vástagos.

"Miguel y Bosé [haciendo referencia a sus planos personal y profesional] son dos personajes que no se pueden soportar, pero que tampoco se separan porque están condenados a entenderse. Bosé es un creativo, un explorador, aventurero e inquieto. Miguel se comporta de forma totalmente diferente: lleva una vida conservadora y muy familiar, lejos de los titulares, con un huerto, un jardín y unos hijos. De hecho, ahora estoy en la cocina de mi casa dándoles la merienda", explicaba al diario colombiano Tiempo.

Por: Bang Showbiz

Publicidad