Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
¿Quieres saber más de las producciones de Caracol TV? Activa las notificaciones y recibirás información al instante.
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

Fabiola

Interpretado Por: Yuri Vargas

137204_bddcf13a724a1014a052b04317f993ae.jpg
bddcf13a724a1014a052b04317f993ae.jpg
bddcf13a724a1014a052b04317f993ae.jpg

La mayor de las dos. Es el lado "políticamente correcto" de la combinación. Muy rezandera, le encarga todo lo importante a Dios y a sus santos, asiste a todas las misas que puede, se echa una bendición por cada palabrota que lanza Nelly y esta le repite que no debió ser cantante sino monja. Fabiola es la conciencia social y moral del dúo y por eso, cuando les proponen grabar una canción llamada "La cuchilla", se escandaliza con la letra y se niega rotundamente a grabarla.

Aunque discreta y prudente, la segunda voz de las Calle es la voz cantante cuando se trata de llamar a la cordura, hacer cuentas y llevar la economía familiar. Y su manera de tasar el dinero le vale una merecida fama de "amarrada". Fabiola también es la mandona y la que echa cantaleta cuando algún sobrino quiere descarriarse. Es muy apegada a su mamá y jura que va a vivir con ella hasta que la muerte las separe, "porque ningún hombre es más importante que mi mamá".

Publicidad

En el escenario, Nelly es la que presenta las canciones y se roba el show pero Fabiola también tiene su hinchada; ella se mueve mejor que su hermana y es más buscada por los hombres para bailar en los intermedios. Bailar es una pasión a la que nunca pudo obedecer, pero lo hace tan bien que de haberse dedicado, seguramente habría sido bailarina profesional.

De niña aprendió a coser y, aunque le da pereza hacerlo, los primeros uniformes de Las hermanitas Calle fueron diseño y costura suyos.

En sus años mozos le llueven los pretendientes, tiene algunos novios pero uno tras otro los despacha en la medida que se ponen serios y le sueltan propuestas matrimoniales, porque para Fabiola son más serios su compromiso con la música y la decisión de permanecer al lado de su madre.

Pero su resistencia se vence cuando aparece Lorenzo, un guitarrista que entra a ser director musical del dueto más popular de Colombia. Fabiola, al igual que Nelly y la desconfiada doña Tulia, sucumben a las buenas maneras y a la caballerosidad de este encantador de serpientes que las convence a todas con lenguaje zalamero, invitaciones a comer y serenatas en las que él mismo toca y canta. Fabiola se casa con él a los 31 años, y no pasará mucho tiempo para que descubra la clase de “joyita” que se consiguió.

Publicidad

Fabiola es un ejemplo fehaciente de que quien mucho escoge con lo peor se queda. Lorenzo no aporta un solo peso para la casa, y aun así es tan caradura que le roba dinero, la obliga a pagarle deudas de juego y de vicio, y al interior del grupo siembra malestar cuando se apoya en su condición de esposo de una de las dueñas para querer hacer lo que se le dé la gana. Lo que obviamente le trae serios problemas con Nelly. 

 

Publicidad

📺 Sigue a Caracol TV en Google Noticias. 📺 Sigue a Caracol TV en Google Noticias.