Se encuentra usted aquí

Gorillaz ofreció una presentación histórica en el Festival Estéreo Picnic

El sábado 24 de marzo las bandas nacionales e internacionales sonaron tan alto que despejaron las nubes. Además, la banda británica fue una de las más esperadas.

Gorillaz ofreció una presentación histórica en el Festival Estéreo Picnic

Foto: Ramses Larrota.

Las personas que participaron de su segundo día consecutivo en el FEP 2018 aprendieron la lección. Muchos de ellos llegaron preparados para combatir: el frío, el lodo y la lluvia.

Todo inició con una quietud aparente que se fue transformando en emoción. Llegaba poco a poco la gente y en el letrero decorado de la entrada de Un Mundo Distinto todos aprovecharon para tomarse su mejor foto. Lo hicieron luego de sortear el inclemente terreno que anunciaba como estaría el escenario el resto del día.

El Festival Estéreo Picnic 2018 cerró el telón después de cumplir con las expectativas.

La presencia en ese momento de Gorillaz ya se sentía en el Parque de la 222. Las ansias eran palpables.

Los primeros shows del día

Cynthia Montaño llegó con vientos del Pacífico que pusieron a gozar al público. Su lírica expresó indignación frente a la violencia presente en su tierra natal, una mezcla única de la música que se está produciendo en Colombia.

Las bandas que los colombianos quieren ver en Estéreo Picnic 2019.

Por otra parte, Alfonso Espriella, a tono de rock, lanzó un grito que aturdió al escenario dos que lo coreó hipnotizado; Bleepolar ofreció un show audiovisual tan colorido como el festival y con su ritmo les entró a todos hasta el cuerpo para ponerlos a bailar.

En la tarde logramos escuchar a dos agrupaciones colombianas que enloquecieron al público:

Primero, la agrupación paisa Crew Peligrosos reveló la receta, traída desde el barrio Aranjuez de Medellín, de cómo se hace hip hop a la colombiana. Fueron implacables, dispararon rimas a toda velocidad, no se guardaron la artillería. Pasaron de lo agresivo a lo emotivo sin escalas y lo mejor de todo, demostraron gratitud al público bogotano que los sigue y los adora.

Enseguida aterrizó un grupo entrañable de músicos excepcionales. Un proyecto artístico salpimientoso, como ellos mismos se conciben. Ondatrópica puso vacilar a los que los escucharon. Fueron un manifiesto de las formas musicales pacífico-caribeñas que se encuentran con los acentos sonoros foráneos como el jazz y el funk, una mixtura con demasiada alegría que invitó a no parar de bailar.

De La Soul, como la primera cuota internacional del escenario principal, expuso la nostalgia ochentera del hip hop neoyorquino. Ellos fueron un salto en el tiempo.

Bomba estalló en el Estéreo y no se calló nada

“Si la vida muere, la música muere”. Bomba Estéreo no negocia sus principios y los comparte: “No a la minería, no al fracking, no a la deforestación, no al maltrato a la mujer, no al asesinato de líderes sindicales, no a los candidatos que apoyan esto”.

Así arrancaron su presentación. Muy políticos y sinceros, fieles a su esencia, demostrando por qué hoy en día son unas de las mejores bandas colombianas que hay, que salen y representan con orgullo lo que se hace con respeto por las tradiciones, pero con la mirada puesta en la innovación.

 Li Saumet apareció en la tarima con una corona de flores amarilla y un abrigo del mismo color que combatió el frío de la noche sabanera.

Ella se vio potente, al lado de Simón Mejía, y juntos dejaron caer cada uno de sus éxitos sobre los asistentes: 'Fuego', 'Caribbean Power', 'Sintiendo', 'Soy Yo' y muchas más le abrieron la puerta a los monstruos del rock alternativo que cumplieron el sueño de muchos.

El primer recital de Gorillaz en Colombia fue histórico

Nunca habían estado antes en el país. Ahora, tanto los fanáticos como ellos, pueden decir que cumplieron con la cita y estuvo fantástica.

Las primeras gotas de lluvia empezaron a caer y apareció Damon Albarn en la bruma y lanzó un:

"Hello, is anyone there?"

El público enloqueció y la banda abrió su concierto con la canción M1 A1.

2-D, Murdoc, Noodle y Russel fueron apareciendo en la pantalla y el frío y el cansancio de la madrugada del domingo se hicieron más llevaderos.

Miles de personas se agolparon en el terreno fangoso con la emoción de escuchar una de sus bandas favoritas que se hizo famosa por su inolvidable estética y su estilo único: una mezcla de lo mejor del britpop inglés con lo crudo del hip hop de La Gran Manzana.

En total cantaron 19 canciones pasaron por lo nuevo y lo clásico, predominaron los sencillos de su más reciente álbum (Humanz). Pero cada vez que sonaba un clásico, la gente saltaba y bailaba al ritmo de la nostalgia y la emoción. Eso fue emotivo, ni la lluvia ni el barro los acomplejó.

De La Soul, Kali Uchis, Pauline Black, Peven Everett, Little Simz y Bootle Brown cantaron junto a Albarn y su gente. Cuánta generosidad presenció el público del Estéreo Picnic. Inolvidables quedaron retumbando en los tímpanos: '19-2000', 'She's My Collar', 'On Melancholy Hill', 'Dirty Harry' y 'Feel Good Inc'.

 

A post shared by Caracol Televisión (@caracoltv) on

Gorillaz estuvo brutal, no se podría calificar de otra manera. Damon se entregó al público, no le importó mojarse, los alentó a todos diciendo que era normal la lluvia para él, recordando a su natal Londres. Se abrigó con Colombia y su gente, que le cantó el cumpleaños número 50 al genio británico, y así cerró el segundo día de forma impecable con sus geniales coristas y sus prodigiosos músicos.

Los comentarios de los asistentes de: Kali Uchis, Mac Demarco, Galantis y Hardwell fueron gratos. Al igual de las demás bandas que se inauguraron en el escenario tres.

La jornada dos fue memorable y los fuegos artificiales le pusieron la guinda a la noche. Esta entrega gustó y se quedará como un hito en la historia del Estéreo.

Mira también:

Colores, lluvia y sorpresas en el primer día del Estéreo Picnic.

El público, el motor del Festival Estéreo Picnic 2018.

Gorillaz llegó a Colombia por primera vez, encantó Estéreo Picnic y todos fuimos felices.

 

 

 

Temas Relacionados: 
Publicidad