Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
¿Quieres saber más de las producciones de Caracol TV? Activa las notificaciones y recibirás información al instante.
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

Lo bueno, lo malo y lo feo del primer fin de semana de Rock al Parque 2022

Le edición número 26 de Rock al Parque vivió el primero de sus dos fines de semana en la capital de Colombia con un balance muy positivo en cuanto a la asistencia, el comportamiento del público y el espectáculo ofrecido por los artistas.

El público de Bogotá no decepsionó en una nueva jornada de Rock Al Parque.
El público de Bogotá no decepsionó en una nueva jornada de Rock Al Parque.
Foto: Santiago Salgado

El pasado 26 y 27 de noviembre, los amantes del Rock y algunos de sus derivados se congregaron nuevamente como era costumbre -hasta antes de la pandemia- de todos los años en el Parque Metropolitano Simón Bolívar para disfrutar de una nueva edición de Rock Al Parque, uno de los festivales musicales más importantes de esta parte del mundo.

El reporte presentado por el festival para este primer fin de semana fue bastante bueno en cuanto a asistencia y apoyo del público; sin embargo, no todo es color de rosa, por eso aquí presentamos lo bueno, lo malo y lo feo que encontramos en estas dos primeras jornadas.
Mira también: Los géneros alternativos también tienen su espacio: Esto fue el segundo día de Rock al Parque 2022

  • Lo bueno

Para este fin de semana se registró una asistencia promedio de 95 mil asistentes, un saldo más que aceptable para el clima que vivió en Bogotá durante estos dos días. Además de esto, se reportaron ventas de poco más de 80 millones de pesos en las zonas de emprendimientos que iban desde accesorios, ropa, artículos coleccionables, comidas y mucho más.

Es de resaltar también el buen comportamiento de todos los asistentes, pues no se registraron mayores inconvenientes ni al interior ni en el exterior del Parque Simón Bolívar y sumado a esto, el apoyo logístico que estuvo presente para brindar ayuda a todo aquel que la necesitara.

En cuanto al espectáculo todo fue fenomenal. El primer día -que se supone que era el más pesado- vivó una jornada única por cuenta de los artistas y agrupaciones que dieron el todo por el todo en los tres escenarios. Los shows estuvieron fantásticos y algo de exaltar fue el gran uso de visuales y de la escenografía para acompañar las experiencias.

Publicidad

El segundo día -que era más tranquilo- estuvo pasado por agua, pero esto no impidió que las agrupaciones y solistas dieran sus mejores presentaciones. De este día resalta enormemente lo ofrecido por VVV y Miranda, dos shows a los que la gente acudió en masa para presenciarlos, admirarlos, cantar junto a ellos y saltar de la emoción.

  • Lo malo

Este es un único punto: El barro. No es culpa de la organización, ni de los asistentes, ni de la seguridad, ni de la logística o del mismo venue, pero las áreas verdes parecían piscinas de lodo por las fuertes lluvias de los últimos días.

Es Escenario Lago Tarima Radiónica hacía honor a su nombre, ya que la mayor parte del público que se acercó a apreciar las agrupaciones de ese sector del parque, salió con el calzado completamente café por cuenta del lago de barro que se formó.

Aún así, esto no fue inconveniente para todas las personas que de una u otra manera ya estaban preparados para estas situaciones por experiencias pasadas dentro del festival, pero no deja de ser incómodo para los que asisten por primera vez y no esperan encontrarse con una situación así.

  • Lo feo

Así como el punto pasado fue un tema netamente externo y casi que imposible de controlar, este es aún más difícil de evitarlo: La lluvia. Para el día sábado, las gotas de agua se hicieron presentes en gran parte de la ciudad en horas de la mañana, pero en la tarde el sol quiso asomarse para disfrutar del Metal en Bogotá.

Publicidad

Por el contrario, el segundo día se vio acompañado en gran parte de la tarde por el agua. Eran casi las 6:00 p.m. y en el Parque Metropolitano Simón Bolívar habían poco más de 20 mil personas, un número bastante bajo comparado al de la jornada anterior; no obstante y una vez pasada la lluvia, este número se duplicó para el cierre.

Te puede interesar: Rock Al Parque 2022: Así se vivió el primero de cuatro días de festival, tras dos años de espera

Continúo a esto, algo que es importante de solucionar por la seguridad del público es la iluminación de todas las áreas de tránsito entre escenarios. Si bien es cierto que gran parte del parque cuenta con el suficiente alumbrado, encontramos muchos espacios donde las personas transitaban de forma masiva sin algún tipo de luz y entre charcos, ramas, barro y algunas raíces de árboles que brotaban del suelo y no se veían con claridad.

Publicidad

Por fortuna no conocimos de algún accidente por consecuencia de esta dificultad, pero si es importante tenerlo presente para evitar futuros inconvenientes y para que el público pueda vivir un espectáculo donde se sienta seguro en todos los espacios.

Ya para finalizar, un bonustrack de algo positivo que dejó el festival fue el hecho de realizar transmisión digital, ya que se apostó para que esta fuera compartida a través de TikTok con más de 16 horas de grabación en vivo y cerca de 165mil visualizaciones.

Todo esto nos indica que efectivamente fue bastante positivo el saldo entregado por parte de IDARTES como principal promotor de esta celebración musical junto a la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Publicidad

📺 Sigue a Caracol TV en Google Noticias. 📺 Sigue a Caracol TV en Google Noticias.