• Reflexión: ¿Cómo enfrentar las adversidades?

    Para enfrentar los problemas que forman parte de nuestra vida debemos aferrarnos a la mano de Dios y nunca desfallecer hasta lograr nuestra felicidad.

    Día a Día
  • Reflexión: ¿Qué debo hacer para tener esperanza?

    Mantener a diario una relación fuerte con Dios generará en nosotros la seguridad de ser bendecidos cada instante.

    Día a Día
  • Reflexión: No perder la esperanza, seguir luchando

    Este miércoles es propicio pedir a Dios para que nos llene de fortaleza para afrontar los obstáculos que nos ponga la vida, sin perder la fe y la calma.

    Día a Día
  • Reflexión: Ser servidores auténticos del Señor y el prójimo

    El padre Alberto Linero hace un llamado a vivir en paz, sin envidias ni creyéndonos más que quienes nos rodean, para así servir al Señor.

    Día a Día
  • Reflexión: Ser capaces de arrepentirnos y luchar por no volver a hacer esas cosas

    Para iniciar bien la semana, es importante reconocer los errores y asumirlos para no cometerlos dos veces, siempre confiando en el poder de la oración.

    Día a Día
  • Reflexión: No creerse superior a nadie, respetar a todos

    Pidamos a Dios que nos bendiga y que esta nueva jornada esté en sus manos para seguir adelante y sacar provecho de todas las dificultades.

    Día a Día
  • Reflexión: ser tiernos con las personas que amamos

    Oremos y leamos la palabra para recibir la fuerza de Dios y hacer nuestro día el mejor. Debemos tener la disponibilidad para aceptarlo.

    Día a Día
  • Reflexión: Reconocer nuestros errores y pedir perdón

    Iniciemos este día con la experiencia de reflexión y oración para estar seguros de que Dios nos da fuerza para tomar las mejores decisiones.

    Día a Día
  • Reflexión: aprender de nuestros propios errores

    Comenzamos la semana con la bendición del Señor, confiando y creyendo en Su poder. Estamos seguros que Él nos da fuerza para afrontar cualquier obstáculo.

    Día a Día
  • Reflexión: Ser responsables

    Este viernes la invitación es a orar para mantenernos firmes en la fe, no caer en tentaciones ni dejarnos vencer por el miedo y la confusión.

    Día a Día
  • Páginas