Se encuentra usted aquí

Se venden dos premios BRIT por una buena causa

El cantante británico Will Young ha decidido vender sus dos premios de la Industria Fonográfica Británica por 5.000 dólares cada uno para donar el dinero a un refugio de animales de Tailandia.

Se venden dos premios BRIT por una buena causa

Foto: AFP

Foto: AFP

En la industria del cine y de la música, los premios no solo suponen un motivo de orgullo y un importante reconocimiento, también pueden resultar muy útiles a la hora de salir de una situación financiera complicada.

Se trata de un recurso al que las celebridades recurren en casos extremos, pero hace unos meses Paul Cattermole -uno de los componentes de la desaparecida banda S Club 7- reconocía que había subastado su premio BRIT a través de eBay por casi 80.000 dólares.

Ahora otro cantante británico ha decidido seguir su ejemplo deshaciéndose de otros dos de los galardones que otorga anualmente la Industria Fonográfica Británica. Se trata de Will Young, un antiguo ídolo pop que se dio a conocer en 2002 gracias al concurso 'Pop Idol'. Un año más tarde se llevó su primer BRIT como mejor artista revelación y en 2005 repetiría gracias a la canción 'Your Game', que obtendría el reconocimiento a mejor tema del año.

Sin embargo, al mismo tiempo que se consagraba a nivel profesional, en la intimidad el músico atravesó un verdadero infierno por culpa de las presiones de la fama y de unas discográficas con un concepto muy claro y unilateral de lo que se esperaba de él. En consecuencia, Young acabó retirándose -el pasado mes de abril aseguró que jamás publicaría otro álbum- y ahora ha decidido deshacerse de los objetos que mejor simbolizan esa dura etapa: sus BRIT.

En su caso, lo hará además por una buena causa, ya que el dinero que reciba con su venta -ha fijado un precio de algo más de 6.500 dólares para cada uno- irá destinado a un refugio de animales de Tailandia.

"La gente cree que estoy loco por deshacerme de ellos, pero para mí son solo un recuerdo de un momento no demasiado feliz de mi vida. Prefiero que ese dinero vaya a parar a los perros", ha confesado a la sección Bizarre del periódico The Sun.

Pese a su jubilación anticipada como músico, Will Young ha seguido muy presente en el mundo del entretenimiento en su país natal: ha publicado varios libros y en 2016 participó en el concurso de baile 'Strictly Come Dancing'. Además, desde su salto a la fama, que en sus propias palabras le obligó "a salir del armario por segunda vez ante el mundo entero", también mantiene un fuerte activismo en favor de la comunidad LGBTQ y ha demostrado su talento como actor en varias ocasiones, recibiendo incluso una nominación a los 'Óscar del teatro británico', los Laurence Olivier, en 2013 por su trabajo en el musical 'Cabaret'.

Por: Bang Showbiz

Exclusivo: nos metimos al camerino de Piso 21 y descubrimos estos secretos

Eiza González muestra al ex de Fergie completamente desnudo

 

 

 

 

 

Publicidad