¿Lo pueden creer? Lucumí montó su propia peluquería

Este particular personaje tuvo varias discusiones con su madre porque, según ella, los salones de belleza son para personas como Piroberta.

Temas Relacionados: 
Publicidad
Más Contenidos
  • Conoce los récords más impensables de la mano de Polilla

    ¿Una mujer que parte sandias con los senos? ¿Una mujer que tiene el vello de la axila hasta la cintura?

    Sábados Felices
  • Tato habla de su trabajo como guardia de seguridad en una discoteca

    Este particular personaje habla de lo que más disfruta de ser el encargado de dar el ingreso al bar y lo que ocurre mientras está trabajando.

    Sábados Felices
  • No hay nada más pesado que los párpados y El Pollo Díaz te explica por qué

    Luchar contra el sueño es casi que imposible, por eso este humorista te cuenta las diferentes facetas que pasas cuando no puedes evitar cabecear.

    Sábados Felices
  • Lucumí cumplió su sueño de niño y se convirtió en adivino

    Este humorista cuenta cómo empezó a adivinar el futuro y leer la mano de los demás.También, recuerda cómo su mamá no estaba de acuerdo, pero reconoció que tenía talento y la vez

    Sábados Felices
  • Piroberta se convirtió en cocinera, pero terminó quemando unos huevos

    Pedir trabajo en un restaurante de un hotel cinco estrellas no fue fácil y menos si se cocina estando desnuda.

    Sábados Felices
  • Chester cuenta sobre su mala suerte para conquistar

    Debido a los incontables fracasos que tuvo en el amor, este comediante dejó de ser un caballero para convertirse en un cabañero.

    Sábados Felices