Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
¿Quieres saber más de las producciones de Caracol TV? Activa las notificaciones y recibirás información al instante.
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

"Me siento inmortal", Daniella Álvarez relata el drama que vivió con su familia por el COVID-19

La modelo contó a la Revista Vea que, luego de su amputación, ella y toda su familia estuvieron contagiados, incluso, su papá estuvo en la UCI.

daniella.jpg
Foto: Revista Vea

Por si fuera poco para Daniella Álvarez , a menos de un mes de haber tenido la amputación, el COVID-19 tocó su vida. “Fue horrible. A mi papá le dio COVID, y sin querer nos contagió a todos, a las tres semanas de mi operación. Esto nunca lo conté, ya era demasiado sumarle a la historia que toda mi familia lo tenía”.

Pero, ¿cómo ocurrió? “Él no tuvo los cuidados. Es una persona muy relajada, vivía con el tapabocas ¡pero en la nuca! Yo acababa de salir de la UCI y mi padre entraba. Me puse a llorar. Mi papá es mayor y sufre de EPOC”.

Las oraciones de toda la familia se incrementaron. “Rezábamos por mi pierna, por mi otro pie, por mi padre. Oraba y pedía a Dios que nos ayudara a salir de eso y que se acabara esta tragedia”.

Los síntomas de todos fueron diferentes. Afortunadamente, ella fue la más fuerte, “el COVID llegó a mi cuerpo, y creo que eran tantos los medicamentos que había tomado al principio de mi proceso, que no tuve ni un síntoma. En cambio, mi papá estuvo entubado y permaneció 40 días en la UCI; mi mamá duró 10 días hospitalizada; a mi hermano Ricky le pegó como una gripa fuerte, que te tumba con escalofríos y fiebre por dos días; a mi hermana Andrea le salieron ronchas por todo el cuerpo, como una varicela. A mi sobrino de 6 años, a mi novio, y a mí no nos dio nada, fuimos asintomáticos”.

Al final, el susto, que duró más de un mes, acabó. “No sabíamos nada de mi papá, porque te contesta una doctora con un dictamen diario. Decía que el proceso era lento y que no había mejoría… hasta que un día... ¡El hombre sobrevivió! y a todos nos pasó. No fue una situación nada agradable, pero bueno, ya pasó”. Hoy después de todos estos percances, la barranquillera se siente más fuerte y, afirma con humor, que “siendo honesta, ahora me siento inmortal (risas)… siento que ya superé el coronavirus y la amputación. Uno no se debe confiar, pero me siento bien, y sé que hay que seguirse cuidando, por uno mismo y por todos”, aconseja.

Si quieres saber más sobre la recuperación de la presentadora, los detalles de su pierna biónica, cuál es su estado de salud y su sueño de ir a los paralímpicos de Tokio; adquiere la última edición de la Revista Vea .

Publicidad

Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión