Se encuentra usted aquí

Jane Fonda pensaba que no llegaría viva a los 30

La oscarizada y versátil actriz, de 80 años, todavía se sorprende ante la vitalidad y el privilegiado físico de los que hace gala en su etapa de madurez.

Jane Fonda pensaba que no llegaría viva a los 30

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

La actriz Jane Fonda siempre se ha destacado, al margen de su exitosa carrera interpretativa y su elegancia innata, por haberse beneficiado mejor que nadie de las ventajas que se desprenden de llevar un estilo de vida saludable y de afrontar la actividad física con disciplina espartana. Por eso resulta cuando menos impactante que, a diferencia del resto de los mortales, ella todavía se sorprenda al pensar en el excelente estado de forma con el que ha llegado a la década de los 80, especialmente porque en su momento ni siquiera confiaba en que llegara viva a la de los 30.

"La verdad es que ni siquiera me imaginé cómo sería mi vida al traspasar la barrera de los 30. Tenía casi asumido que no viviría tanto y que acabaría muriendo sola como consecuencia de cualquier tipo de adicción. Y mucho menos se me pasó por la cabeza llegar a esta edad [80, cumplidos el pasado día 21 de diciembre] tan sana y vibrante, y además trabajando. Me siento muy afortunada", ha expresado radiante a la revista People.

El paso de los años y las numerosas experiencias acumuladas en todo este tiempo han hecho de la mítica Jane Fonda -hija del no menos legendario intérprete Henry Fonda- una mujer mucho más flexible en sus juicios de valor y, sobre todo, más empática a la hora de considerar las circunstancias que llevan a las personas a actuar de una determinada manera.

"Tengo menos prejuicios, trato de ponerme en el lugar del otro y perdono con más facilidad que antes. No siempre ha sido así. He tenido que trabajar muy duro para convertirme en una persona mejor", ha explicado la también madre de Mary (50), Vanessa (49) y Troy (44).

A la protagonista de la serie 'Grace and Frankie' -producción de Netflix que comparte con su buena amiga Lily Tomlin- se le ha escapado mencionar que la edad ha terminado además de consolidar su faceta de activista y, en consecuencia, ese compromiso con la justicia social que siempre le ha caracterizado. De hecho, la artista decidió celebrar su 80 cumpleaños organizando un evento en Atlanta para recaudar fondos en beneficio de su organización solidaria 'Georgia Campaign for Adolescent Power and Potential' (GCAPP), una entidad que trabaja desde 1995 en la prevención de embarazos no deseados y en el acceso a la educación sexual de las capas más desfavorecidas de la sociedad.

Por: Bang Showbiz

Publicidad