Se encuentra usted aquí

Ian McKellen rechazó millonaria propuesta por no querer disfrazarse de Gandalf

El carismático Ian McKellen estaría más que dispuesto a ser el maestro de ceremonias de cualquier enlace que se precie, siempre que no implique disfrazarse de sus personajes.

Ian McKellen rechazó millonaria propuesta por no querer disfrazarse de Gandalf

Foto: AFP

Foto: AFP

El reputado Ian McKellen puede presumir no solo de haber forjado su excelsa carrera representando en sus años de juventud los clásicos de William Shakespeare en el West End londinense, sino también de haberse convertido en un icono de la cultura popular con su interpretación del mago Gandalf en la premiada trilogía cinematográfica de 'El Señor de los Anillos' o con el papel de Magneto en la adaptación a la gran pantalla de los cómics de los 'X-Men'.

Sin embargo, eso no significa que al veterano intérprete le haga especial ilusión volver a ponerse en la piel de sus afamados personajes lejos de las cámaras, lo que explica que el británico rechazara hace unos años una oferta de más de un millón de euros por caracterizarse como Gandalf para ejercer de maestro de ceremonias en una boda.

"Una vez me ofrecieron algo más de un millón y medio de dólares para que casara a una pareja muy famosa de California, algo que no me habría importado hacer si no hubiera requerido que me disfrazara de Gandalf. Tuve que decirles: 'Lo siento mucho, pero Gandalf no celebra bodas'", explicó el artista al diario Daily Mail.

Aunque Ian McKellen admite que ni siquiera llegó a enterarse de quienes estaban detrás de tan peculiar propuesta, el citado periódico asegura que fue Sean Parker, el fundador de la famosa plataforma de descargas Napster, quien se puso en contacto con él para que oficiara su enlace matrimonial en el año 2013: una celebración en la que todos los invitados debían disfrazarse de los muchos personajes que forman parte del universo fantástico de J. R. R. Tolkien.

"Lo único que sé es que era un hombre muy rico, pero yo no hago este tipo de cosas a menos que sea por cuestiones de trabajo. En obras de teatro y otros proyectos interpretativos sí que lo haría", indicó el actor sin dar más explicaciones sobre el asunto. "A Ian McKellen la oferta le llegó a través de un amigo que también conoce a Sean Parker", reveló por su parte un informante.

Finalmente, la boda de Sean Parker y su entonces prometida Alexandra Lenas, que tuvo lugar en Big Sur (California), fue conducida por un reverendo de la Iglesia Unitaria Universalista y en el posterior banquete los asistentes tuvieron la oportunidad de degustar lechón y una espectacular tarta de casi tres metros que poco tenían que ver con los hábitos culinarios de la 'Tierra Media' que trataron de emular.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad