Se encuentra usted aquí

El enternecedor reencuentro de Sergio Ramos con sus hijos

El defensa español no ha podido resistirse a expresar su emoción al haber regresado finalmente a casa tras una semana concentrado con la selección española.

El enternecedor reencuentro de Sergio Ramos con sus hijos

Foto: AFP

Foto: AFP

Al margen de los resultados tan positivos que se desprenden de los últimos partidos disputados por la selección española de fútbol, los que han llevado al equipo de Julen Lopetegui al primer puesto de su grupo en el marco de la fase clasificatoria del Mundial de 2018, Sergio Ramos tiene aún más motivos para irradiar estos días una contagiosa felicidad en las redes sociales.

Y es que tras firmar una semana inmejorable en el terreno deportivo, el capitán del Real Madrid ha podido disfrutar de una breve jornada de descanso que ha querido dedicar por completo a su familia, la presentadora Pilar Rubio y los dos retoños que tiene la pareja, Sergio Junior y Marco, dejando estampas tan familiares y emotivas como la que ha compartido ahora el defensa sevillano en su perfil de Instagram.

 

A post shared by Sergio Ramos (@sergioramos) on

"¡Qué ganas tenía de volver a casa! ¡Los amo!", ha escrito en su espacio personal junto a una foto en la que Sergio y su primogénito aparecen dando un tierno beso en la mejilla al benjamín de la casa.

A diferencia del encuentro que el pasado martes enfrentó a España y a Liechtenstein en la ciudad de Vaduz, el sábado anterior el combinado nacional pudo ejercer de anfitrión al recibir a Italia en el estadio Santiago Bernabéu, una ocasión que Pilar y sus retoños no quisieron desaprovechar al darles la oportunidad de animar al guapo futbolista tanto desde las gradas como a pie de campo.

 

A post shared by Sergio Ramos (@sergioramos) on

"La mejor visita posible, mi selección particular. ¡Los quiero!", publicaba Sergio junto a una foto de los momentos inmediatamente anteriores al partido, cuando la estrella televisiva y sus niños, ataviados con la indumentaria española, bajaron al césped para tomarse una foto con él y, de esta forma, dejar patente una vez más lo idílico de su vida familiar.

 

Publicidad