Se encuentra usted aquí

Catherine Zeta-Jones interpretará a reconocida narcotraficante colombiana

'Cocaine Godmother', serie en la que la actriz galesa encarnará a la narcotraficante colombiana Griselda Blanco, conocida como la reina de la coca.

Catherine Zeta-Jones interpretará a reconocida narcotraficante colombiana

Foto: AFP

Foto: AFP

Catherines Zeta-Jones, Oscar a la mejor actriz secundaria por su papel en 'Chicago', distribuida por la productora de Weinstein, Miramax, apuntó también que parte de la respuesta reside en una presencia femenina más fuerte en el negocio.

La actriz ha acudido al principal mercado de productos y formatos audiovisuales para presentar 'Cocaine Godmother', serie en la que encarna a la narcotraficante colombiana Griselda Blanco, conocida como la reina de la coca.

"Partió de la nada y fue la mujer más poderosa y temida en el negocio de la droga, dominado por hombres sin piedad", dijo hoy de Blanco (1943-2012), cabecilla del cartel de Medellín antes de que se impusieran otros como Pablo Escobar.

También Zeta-Jones confesó que le gustó también la serie 'La viuda negra', ya que fue capaz de valerse por sí misma en ese entorno predominantemente masculino.

"La admiro por eso. Como mujeres, a menudo se nos echa por los suelos por ser ambiciosas, algo que no les pasa a los hombres. Deberíamos estar orgullosas de ser ambiciosas", destacó en conferencia de prensa. Además, agregó un alegato en favor de reivindicar los propios triunfos: "Siempre intentamos ser humildes, decir 'gracias, tuve suerte'... pero no, tú provocas tu propia suerte, aunque haya quien te ayude. Algunos me dicen que he tenido mucha y sí, la he tenido, pero curiosamente, cuanto más trabajo, más suerte tengo".

Casada con Michael Douglas y madre de dos hijos, la actriz, de 48 años, no tuvo miedo de darle la espalda al glamour para dotar de veracidad a este último papel.

"Gané peso, cambié mi lenguaje corporal. (...) Tenía que transformarme y quería hacerlo. (...) Ella creía que era guapa. Era la estrella de su propia película. Le importaba una mierda lo que la gente pensara. (...) Era un personaje fascinante y fue algo muy liberador", dijo.

La serie se estrenará en 2018 y ha intentado evitar los estereotipos para reflejar los matices del complejo ecosistema de la droga.

"No quería retratar que los buenos son los policías y la mala Griselda, porque no es así. Todo el mundo es responsable, es un mundo corrupto", concluyó la intérprete, que dice sentirse "muy cómoda" en la televisión porque fue ahí donde empezó su carrera.

Por: EFE
 

Publicidad