Se encuentra usted aquí

Nota: "Harry Potter es una carga muy pesada": Emma Watson

La elegante actriz admite que la presión y las expectativas generadas por la popular saga cinematográfica mermaron las energías de todos sus directores.

 

a4266c9aa3a6eed7e8ed62de97b620b2.jpg

La joven Emma Watson ha confesado en más de una ocasión que los más de 10 años que llevó adaptar la saga literaria 'Harry Potter' a la gran pantalla la sumieron en una especie de universo paralelo y desconectado de la realidad, pero ahora asegura también que los cineastas implicados en las ocho películas -Alfonso Cuarón, Chris Columbus, Mike Newell y David Yates- también se vieron afectados por una "gran presión" mediática y profesional que a punto estuvo de hacerles tirar la toalla. "Conozco perfectamente las consecuencias de ser una estrella juvenil y de formar parte de una de las franquicias más complejas de la industria cinematográfica de los últimos años. Más allá de las oportunidades que nos ofreció y de las muchas satisfacciones, el rodaje de todas las películas fue como una odisea que nos dejó profundamente marcados. Las expectativas eran tan altas, que los directores acababan abrumados por su culpa y envejecían una década entera en el set de rodaje. 'Harry Potter' fue una carga muy pesada que nos dejó a todos vapuleados", se sinceró la intérprete en una entrevista al diario Daily Mail. Aunque decidió volver a la universidad y abandonar el mundo del celuloide tras rodar la última cinta de 'Harry Potter' en 2011, la angelical artista no tardó demasiado en regresar a la profesión que le ha encumbrado a nivel mundial y, casi tres años más tarde, no ha dudado en participar en uno de los largometrajes más ambiciosos del año: 'Noah', la nueva versión de la historia bíblica del Arca de Noé. "No ha sido una película fácil de rodar, esa es la verdad, porque combina la gran intensidad de los diálogos y los personajes con toda la majestuosidad de unos grandes efectos especiales. Darren [Aronofsky, director de la cinta] estaba tan estresado, que ni siquiera tenía tiempo para afeitarse, aunque la verdad es que casi nunca lo hace. Acabamos exhaustos después del rodaje, como si nos hubieran dado una paliza y hubiéramos acabado llenos de hematomas. Pero el esfuerzo mereció la pena", recordó Emma Watson, quien comparte créditos en la película con el oscarizado Russell Crowe.

Publicidad