Se encuentra usted aquí

"Mi pelo es parte de mi personalidad" Paulina Rubio

La temperamental artista es una de las grandes estrellas de la televisión en EU gracias a su
participación en 'Factor X', en sus apariciones públicas se esfuerza

7521ff5b0d3869a6012fecb81a7fb618.jpg

Tanto es así, que la diva del pop no ha dudado en sincerarse sobre algunos de los episodios más destacados de su vida en su México natal, desde sus inicios en la industria de la música gracias al grupo infantil Timbiriche hasta las razones que explican la legendaria melena rubia que le valió el apodo de la 'chica dorada': un brillante pelo que debe a la obsesión que tenía su madre, la actriz Susana Dosamantes, por el pelo "desarreglado" que, en su opinión, lucen los europeos.

"Mi pelo es mi pelo, es una parte muy importante de mi personalidad. Siempre he tenido esta melena tan rubia y tan larga porque mi madre tiene una especie de fetiche con el pelo. Ella tiene el pelo largo, siempre quiso que yo lo tuviera también y ahora yo he pasado esa tradición a mi hijo (el pequeño Andrea Nicolás, de dos años). Mi madre nunca me cortaba el pelo porque quería que tuviera  un cabello salvaje y desarreglado, muy bohemio y europeo", reveló la extrovertida cantante en el programa de la presentadora Wendy Williams, que se emite en la cadena Fox.

Aunque admite sentirse muy contenta al haberse convertido en toda una mediática personalidad en el vecino del norte, Paulina reconoce que necesita escaparse con frecuencia a su México natal y, en concreto, a la ciudad de Acapulco donde posee una de sus viviendas preferidas. Entre otras razones, sus visitas a su país se entienden por la buena amistad que mantiene con sus antiguos compañeros en Timbiriche, a quienes Paulina califica de "hermanos".

"Tengo una casa en Acapulco a la que considero como mi refugio, adonde nos escapamos constantemente cuando nos da un ataque de nostalgia y necesitamos volver a nuestras raíces. Además, nos encanta la costa del Pacífico, es el mejor sitio del mundo", desveló la intérprete antes de rendir un improvisado homenaje a aquellos compañeros que marcaron una parte muy importante de su infancia.

"En ese grupo infantil todos disfrutamos de un gran éxito en toda Latinoamérica. Hubo un momento en el que decidí romper el ciclo y tratar de emprender mi propia carrera en solitario, pero no he perdido el contacto con ellos porque para mí siguen siendo como mis hermanos. Los quiero con locura, y no fue nada fácil separarme de ellos", afirmó.

Por otro lado, Paulina está convencida de que su ajetreada vida y los constantes viajes que tiene que afrontar para cumplir con sus compromisos profesionales no ejercen un efecto negativo en el desarrollo personal de su pequeño Andrea, ya que considera que ella misma vivió una infancia "apasionante" a la sombra del caótico estilo de vida de su madre.

"Mi prioridad es mi hijo y por eso quiero que esté conmigo en cualquier lugar del mundo, ya sea en Madrid, en Los Ángeles o en México. No creo que esa inestabilidad vaya a resultar negativa para que crezca como un chico sano, estoy segura de que su infancia será tan apasionante como la que experimenté yo al tener una madre famosa", explicó.

Por: Bang Showbiz

Publicidad