Penélope Cruz recuerda su primer encuentro en pantalla con Javier Bardem

El matrimonio más famoso del cine español vuelve a compartir proyecto cinematográfico con 'Loving Pablo'.

Penélope Cruz recuerda su primer encuentro en pantalla con Javier Bardem

Foto: AFP.

Foto: AFP.

Los actores Penélope Cruz y Javier Bardem no solo pueden presumir a día de hoy de formar uno de los matrimonios más estables y envidiados del panorama cinematográfico, sino también de la buena química que siempre irradian en la gran pantalla cuando tienen la oportunidad de presentarse juntos ante el público y sacar el máximo partido a semejante combinación de talento.

Teniendo en cuenta que la pareja acaba de presentar en el Festival de Venecia su último proyecto compartido, 'Loving Pablo', una película de Fernando León de Aranoa que ahonda en la peculiar relación que mantuvieron el narcotraficante Pablo Escobar (Bardem) y la periodista Virginia Vallejo (Penélope), la oscarizada intérprete no ha podido resistirse a echar la vista atrás para rememorar el primer -y tórrido- encuentro cinematográfico que protagonizó con su ahora marido, durante el que descubrió que Bardem estaba predestinado a convertirse en uno de los grandes del cine mundial.

"Ha pasado mucho tiempo y parece que fue ayer. En el momento en que conocí a Javier, supe que iba a tener éxito por su fuerza y su talento. Ahora nos conocemos muy bien", confiesa la artista de Alcobendas, solo un día después de presentar la mencionada cinta en la Mostra veneciana, a la Cadena Ser.

La primera película protagonizada por Penélope y Javier fue la inolvidable 'Jamón, jamón' (1992), del desaparecido Bigas Luna, una cinta en la que sus personajes daban rienda suelta a una irrefrenable atracción física.

Fue otro trabajo cinematográfico compartido, 'Vicky Cristina Barcelona' (2008) -la película de Woody Allen que llevó a Penélope a ganar su premio Óscar- el que finalmente les llevó a iniciar una historia de amor que, con el paso del tiempo, no ha hecho otra cosa que afianzarse. Solo dos años después de confirmarse su relación, los dos enamorados se casaron en una ceremonia secreta celebrada en las Bahamas y, posteriormente, darían la bienvenida al mundo a sus hijos Leo (6) y Luna (4).

"Hasta que no nacieron, no fui consciente de verdad de lo que significa el amor incondicional. Es increíble, nos tienen en sus manos", se sinceraba Javier a la revista Esquire el pasado abril en una rara entrevista plagada de anécdotas de su vida personal.

Temas Relacionados: 
Publicidad