Se encuentra usted aquí

Mick Jagger también sufre los efectos de la obsesión por la eterna juventud

El veterano líder de los Rolling Stones admite que el sobreesfuerzo que tiene que realizar para mantenerse en plena forma tiene mucho que ver con la presión a la que le someten sus fans.

Mick Jagger también sufre los efectos de la obsesión por la eterna juventud

Foto: AFP.

Foto: AFP.

Aunque sigue disfrutando de los monumentales conciertos que no ha dejado de ofrecer a lo largo de más de 40 años de carrera como líder de los incombustibles Rolling Stones, los cuales se encuentran inmersos una vez más en una extensa gira mundial, el legendario Mick Jagger ha admitido finalmente que el cansancio y los estragos físicos que se derivan de sus 74 años de vida son cada vez más difíciles de compensar con su estricta disciplina de entrenamientos diarios y una dieta más que saludable.

Sin embargo, por el momento el cantante no está dispuesto a reducir el ritmo de trabajo más de lo estrictamente necesario, y mucho menos la intensidad de aquellos movimientos que despliega sobre el escenario, debido a las altas expectativas que sus fans tienen depositadas en él: una actitud que no ha dudado en calificar de "egoísta" al tiempo que la vincula a la "obsesión" por la eterna juventud que, a su juicio, sigue imperando entre su público.

"La gente está obsesionada con todo eso. Esperan de ti que bailes y cantes como si estuviéramos en 1969. Quieren que lo sigas haciendo porque, de otra forma, sienten que su juventud se marchita junto con la tuya. Es un poco egoísta, pero también comprensible", ha explicado en conversación con el diario The Irish Independent, poco antes de pronunciarse sobre un tema mucho más polémico: su tradicional rivalidad con su compañero de banda Keith Richards.

"Es complicado trabajar en ese tipo de ambiente, la verdad, porque no todos queremos hacer las mismas cosas y de la misma manera. Pero ahí estamos, lidiando con todo ello y cumpliendo con todo lo que nos proponemos. Y a la gente parece gustarle", ha revelado en la misma entrevista mientras ponía como ejemplo el éxito cosechado por su disco 'Exile on Main Street' (1972), uno de los que provocó más conflictos entre los distintos integrantes de la formación durante su elaboración.

A diferencia del mencionado Richards, que en los últimos tiempos se ha sincerado en varias entrevistas sobre la preocupante adicción a las drogas que sufrió hasta hace relativamente poco y, curiosamente, sobre los brotes de creatividad que le proporcionaban, Sir Mick Jagger tiene muy claro que de nada le sirve recrearse en el pasado -ya sea para idealizarlo o para renegar de él- y menos aún desenterrar algunos de los capítulos más controvertidos de su trayectoria.

"A ver, estamos hablando de algo que pasó hace ya muchos años, eran otros tiempos y llevábamos un estilo de vida muy diferente. Es verdad que no era fácil convivir con gente que tenía adicciones muy diversas, pero todos tuvimos nuestros problemas y los superamos", ha sentenciado.

Mira también:

¿Ya los escuchaste? Estos son los dos nuevos éxitos en solitario de Mick Jagger.

Foto: AFP

Foto: AFP

Estas son las más grandes locuras de Mick Jagger en sus 75 años

Keith Richards, de los Rolling Stones provocó un incendio en la mansión Playboy

Keith Richards, de los Rolling Stones provocó un incendio en la mansión Playboy

Publicidad