Se encuentra usted aquí

La madre de Millie Bobby Brown no le permite lucir una imagen demasiada adulta

La actriz se alegra de contar con toda una familia que, como un "equipo", cuida de que su estatus de celebridad no afecte demasiado a su vida diaria.

La madre de Millie Bobby Brown no le permite lucir una imagen demasiada adulta

Foto: AFP

Foto: AFP

La industria del cine y de la música está llena de ejemplos de estrellas que, aún siendo adolescentes, proyectaban una imagen demasiado adulta que les acabó pasando factura en forma de secuelas psicológicas derivadas de verse convertirlas involuntariamente en iconos sexuales. Con esa lección en mente, la madre de la actriz Millie Bobby Brown se ha asegurado de que su famosa hija, conocida por su papel de Once en 'Stranger Things', no caiga en esa espiral autodestructiva controlando el vestuario y el resto de accesorios que utiliza en sus apariciones públicas.

"Mi madre me ayuda para que siga pareciendo que tengo la edad que tengo. A ver, todavía puedo divertirme usando maquillaje, pero sin que sea nada demasiado alocado. Y a veces también me dice: 'No puedes ponerte ese crop top'. Mi padre es el que me proporciona seguridad, mientras que mis hermanos se ocupan de que coma bien, de que mantenga los pies en la tierra y se aseguran de que descanso lo suficiente. ¡Somos un equipo!", explica la artista de 13 años en una entrevista a Teen Vogue realizada por la mismísima Drew Barrymore.

A pesar de que la serie de Netflix la ha convertido en una de las grandes promesas de la interpretación, Millie, nacida en España de padres británicos, aún no se acostumbra a verse rodeada de celebridades en las ceremonias de entregas de premios, como los Emmy, a las que ahora la invitan con regularidad.

"Esta conversación es una de las cosas más extrañas que me ha sucedido nunca. Cuando me dijeron que Drew Barrymore me iba a entrevistar para Teen Vogue, no me lo podía creer, ¡Dios mío! No sé si te habías dado cuenta, pero mientras hablábamos por el teléfono he estado temblando todo el tiempo", confiesa.

A diferencia del personaje que le ha dado la fama, en la vida real la joven sorprende por su carácter vivaracho, su sentido del humor y la desenvoltura de la que hace gala en sus entrevistas.

"Ella es todo lo contrario a mí. Yo soy muy ruidosa y más alocada. Por eso le tengo tanto cariño, porque tengo la oportunidad de interpretar a una persona completamente diferente en cuanto gritan: '¡Acción!'".

 

Publicidad