Se encuentra usted aquí

El hijo de Tom Hanks confiesa que es padre de una niña de ocho meses

Chester Hanks, el hijo de 26 años del famoso actor, ha confirmado este miércoles a través de sus redes sociales que el pasado abril se convirtió en padre de su primera hija.

El hijo de Tom Hanks confiesa que es padre de una niña de ocho meses

Chester, el hijo del famoso actor Tom Hanks y de Rita Wilson, ha revelado a través de su cuenta de Instagram que es padre de una niña de ocho meses, cuya existencia había decidido mantener en secreto para proteger a la pequeña hasta ahora, cuando varios medios amenazaron con sacar a la luz la noticia.

"Sé que últimamente no he estado muy activo en Instagram, porque me he dedicado a tratar de poner orden en mi vida, al igual que el resto del mundo supongo. Y en el fondo, las redes sociales no dejan de ser una mi**da"

explicó brevemente el joven antes de proceder a revelar el verdadero motivo de su regreso a la esfera virtual:

"Hoy quiero compartir algo con todos ustedes porque va a acabar saliendo a la luz a través de la prensa, y eso es que tengo una hija. Ella es lo mejor que me ha pasado nunca, es la razón por la que quise darle un vuelco a mi vida y rehabilitarme. Hace un año y medio que estoy sobrio, que dejé... todo".

La intención de Chester -más conocido como 'Chet'- es proteger en todo momento la privacidad de su pequeña, por lo que no planea hacer pública ninguna imagen suya.

"Mi niña no es 'algo' sobre lo que publicar fotos. Es alguien a quien amo con todo mi corazón, que lo ha cambiado todo para mí, pero la realidad es que en breve su historia será compartida con el público, así que quería ser el primero en contarla. No ha sido sencillo cometer todos mis errores bajo el foco de la atención pública, pero ahora estoy esforzándome para hacerlo lo mejor posible", añadió.

El portal Radar Online ha sido el encargado de revelar en exclusiva la noticia de la paternidad de Chester, asegurando que la pequeña nació el pasado abril tras un idilio de una noche del joven con una mujer llamada Tiffany. Aunque el bebé pasaría la mayor parte del tiempo bajo el cuidado de su madre y de la familia de esta, el hijo del famoso actor pagaría mensualmente una pensión de manutención -con ayuda de su propio padre-, e incluso habría tenido la oportunidad de pasar Halloween junto a la niña en casa de los Hanks.

Chet también ha querido defender a través de su cuenta de Twitter a la madre de su hija, afirmando que se trata de "una madre excelente" y una de las personas más amables que conoce, razón por la que le duele aún más el retrato poco favorecedor que se ha pintado de ella en ciertos medios.

En octubre de 2015 Chester tomó la decisión de revelar públicamente -una vez más a través de su cuenta de Instagram- su ingreso en un centro de rehabilitación en verano para lidiar con sus problemas de adicción a la cocaína. El hijo de Tom realizó esas declaraciones tres meses después de que saliera a la luz la noticia de que estaba siendo buscado por la policía por destrozar una habitación de un hotel de cuatro estrellas en el aeropuerto de Gatwick, a las afueras de Londres, después de que tres mujeres se negaran a mantener relaciones sexuales con él. Unos días antes de ese incidente, a Chester le cerraron supuestamente su cuenta de Instagram por utilizar la palabra "neg*ata" en varias de sus publicaciones, aunque él se defendió asegurando que solo estaba ejerciendo su derecho a la libre expresión.

 

Publicidad