Se encuentra usted aquí

Ante la polémica, Diane Kruger sale en defensa de Quentin Tarantino

La actriz asegura que el cineasta nunca la presionó para que rodara escenas con las que no se sintiera cómoda cuando trabajaron juntos en la película 'Bastardos sin gloria'.

Ante la polémica, Diane Kruger sale en defensa de Quentin Tarantino

Foto: AFP

Foto: AFP

Por si no fuera suficiente con la incómoda posición en que le ha colocado la caída en desgracia de Harvey Weinstein, el productor que le respaldó en sus mayores éxitos profesionales, Quentin Tarantino se enfrenta desde hace días a una nueva polémica suscitada por unas declaraciones de Uma Thurman en las que la actriz aseguraba que el cineasta la había forzado o coaccionado de alguna manera para que rodara una secuencia de acción de la película 'Kill Bill', que a punto estuvo de dejarla paralizada cuando el coche que conducía se estrelló contra un árbol.

Aunque el director ha tratado de minimizar daños, entonando el mea culpa en un comunicado público -sus palabras exactas fueron que poner en peligro a la intérprete es su "mayor arrepentimiento profesional y personal"- y facilitándole el metraje sin editar en el que se aprecia el accidente -el mismo que ella llevaba solicitándole años para respaldar su historia-, muchas personalidades del mundo del cine han arremetido contra él por 'abusar de su poder' en el set de rodaje con consecuencias catastróficas.

A raíz del relato de Uma Thurman, en el que esta también contaba cómo Tarantino había insistido en ser él quien la escupiera a la cara y le agarrara del cuello durante una escena de pelea grabada en primer plano, todas las miradas se posaron sobre Diane Kruger, otra de las actrices que ha colaborado con el premiado cineasta y que también protagonizó un momento muy similar en el filme 'Bastardos sin gloria'.

Muchos no dudaron en asegurar que la actriz alemana había sido víctima de coacción para que accediera a que fuera Tarantino quien la estrangulara -aunque el compañero de escena de Diane era Christopher Waltz, las manos que se ven durante el zoom a la cara de la artista son las del cineasta- con la excusa de que así conseguirían el resultado deseado a la primera.

En respuesta, ella ha recurrido a su cuenta de Instagram para aclarar que, si bien no pone en duda la historia de Uma Thurman y le ofrece todo su apoyo, su trabajo con Tarantino se desarrolló con "el mayor de los respetos" y en términos de igualdad a la hora de negociar los aspectos más delicados del rodaje.

 

A post shared by Diane Kruger (@dianekruger) on

"En vista de las recientes alegaciones realizadas por Uma Thurman contra Weinstein y acerca de su horrible experiencia en 'Kill Bill', mi nombre ha aparecido en numerosos artículos en relación con la escena de asfixia de 'Bastardos sin gloria'. Estamos ante un momento histórico muy importante y mis pensamientos están con Uma y con todos aquellos que hayan sido víctimas de abusos o agresiones sexuales. Los apoyo. Sin embargo, y para que quede claro, me gustaría decir que mi experiencia laboral con Quentin Tarantino fue maravillosa, pura alegría. Me trató con el mayor de los respetos y jamás abuso de su poder o me forzó a hacer algo que yo no quisiera. Con cariño, D", reza el mensaje publicado ahora por Diane Kruger en su Instagram.

Por: Bang Showbiz

 

 

Publicidad