Se encuentra usted aquí

¡Ten cuidado! Según estudio, los grupos de WhatsApp te pueden enfermar

Una investigación realizada por la psicóloga Flor Ángela Ortiz de la Universidad Pontificia Bolivariana, reveló que pertenecer a estos grupos puede causar estrés, ansiedad, conductas obsesivas y compulsivas en los usuarios.

¡Ten cuidado! Según estudio, los grupos de WhatsApp te pueden enfermar

A pesar de que los grupos de WhatsApp se han convertido en una gran ayuda para comunicarnos rápidamente con nuestros compañeros de trabajo, familia o amigos, también pueden afectar directamente la salud de quienes hagan un uso excesivo de este servicio.

Según afirma el estudio, el estrés, la ansiedad, las conductas obsesivas y compulsivas son algunas de las principales patologías que se pueden presentar cuando un usuario de mal uso a WhatsApp.

Ver: ¡Atención! WhatsApp dejará de funcionar en estos teléfonos

“Pueden llegar a ser muy divertidos, y le ayudan a uno a tener una pausa activa durante el día. Pero también, estos chats pueden llegar a producir dificultades de atención y concentración” señaló la investigadora a la vanguardia.

¿Adiós a Whatsapp? Google prepara una nueva app de mensajería instantánea

Flor Ángela Ortiz manifiesta que la distracción generada por los diferentes chats quitan tiempo a los usuarios para emplearlo en diferentes actividades que pueden ser más urgentes, produciendo estrés en ellos. Además, el no poder contestar la alta cantidad de mensajes que llegan en un grupo también produce ansiedad en las personas.

Las notificaciones recurrentes y la vibración de los teléfonos son factores que pueden llegar a desesperar a quienes pertenecen a estos grupos, generando una alta probabilidad de sufrir estas patologías.

¡Que no te pase! Virus atemoriza a los usuarios de WhatsApp

Sin embargo, para evitar sufrir los estragos de la tecnología en la salud, los usuarios pueden optar por encontrar un equilibrio a la hora de usar sus teléfonos. Silenciar los chats y no enviar mensajes a altas horas de la noche son prácticas que pueden aplicar a la hora de sentirse ‘alienados’ por la tecnología.

 

Publicidad