Se encuentra usted aquí

¿Qué pueden comer o no las mascotas en Navidad? Consejos para evitar enfermedades

Además, sigue las siguientes recomendaciones para que los perros y gatos no sufran con el ruido de la pólvora o el humo de cigarrillo.

¿Qué pueden comer o no las mascotas en Navidad? Consejos para evitar enfermedades

Foto: Pixabay 

Foto: Pixabay 

En la época de navidad y año nuevo empiezan las fiestas y celebraciones en donde la música, el licor y la comida abundan en nuestras casas. Por esta razón, es necesario que sepas qué cosas son perjudiciales para las mascotas de los hogares.

El volumen en exceso puede causarle a nuestras mascotas problemas de audición, esto debido a su sistema auditivo sensible. Además, esto puede producirles fuertes dolores de cabeza, estrés y cambio de comportamiento.

Si hay fumadores en casa, es necesario saber que el humo del cigarrillo es perjudicial para perros y gatos, puede provocarles enfermedades respiratorias leves, como inflamación en sus vías respiratorias, y graves como alergias, bronco neumonía y, en algunos casos, cáncer.

Para mucha gente es conocido que el ruido de la pólvora causa temor en perros y gatos, por lo tanto pueden sufrir ataques de estrés y pánico. Si el caso es grave se debe consultar con un médico veterinario o se pueden usar esencias florares, musicoterapia y otras técnicas para disminuir su miedo.

En algunas casas la navidad significa grandes comidas, por esto es necesario evitar la sobrealimentación con bocados, postres o embutidos. También el chocolate, las uvas, el maní, el alcohol, la cebolla, el ajo, dulces y café; estos alimentos contienen sustancias tóxicas para los animales y pueden poner en riesgo sus vidas.

Así como con los humanos, se debe tener especial cuidado con las instalaciones eléctricas usadas en árboles y pesebres para las mascotas de la casa. Se deben mantener en un sitio seguro y alejado de los animales para evitar quemaduras.

Así mismo, las piezas del pesebre deben estar fuera del alcance de los perros y gatos, ya que pueden ingerirles y causar asfixia y obstrucciones intestinales graves. 

Publicidad