Se encuentra usted aquí

¿Por qué nos sentimos tan cansados luego de comer? Conoce los motivos

Lo que se conoce como Food-coma ya tendría una explicación lógica, más aún después de las festividades decembrinas.

¿Por qué nos sentimos tan cansados luego de comer? Conoce los motivos

Foto: Pixabay 

Foto: Pixabay 

Es común que cuando comemos grandes cantidades de comida nos sintamos cansados y con ganas, única y exclusivamente, de dormir o acostarnos un rato a descansar. Fue mucho más común que lo viviéramos en las épocas decembrinas, con la cena navideña y de año nuevo.

Aunque esto parece no tener una explicación, ahora podría sí tenerla y aquí te la contamos. Según un estudio científico realizado por la Universidad de Florida, Estados Unidos, la Universidad de Hardvard, entre otras instituciones, la cantidad de sal y proteína que contienen los alimentos envía una señal directa al cerebro que activa la somnolencia post-comida, lo que se conoce como ‘food-coma’ o ‘coma alimenticio’ en español.

“Aunque el tamaño de la comida tiene un impacto aparente en el sueño postprandial, la dieta estándar contiene numerosos componentes fisiológicos y nutritivos. Para determinar la contribución potencial de los componentes individuales al sueño posprandial, diseñamos un paradigma que nos permitió probar una gama de volúmenes de alimentación o de nutrientes ingeridos. Para probar los efectos volumétricos, los animales fueron alimentados con una baja concentración de proteína de alimentos para obtener la alimentación sin afectar el sueño de base, ya que la sacarosa y sustancias de sabor dulce han demostrado modular el sueño”, se lee en el estudio.

Los alimentos consumidos por las moscas que tenían un alto porcentaje de proteína hicieron que los animales durmieran el doble en un periodo de 40 minutos después de la comida.

“Investigaciones adicionales revelaron que los alimentos ricos en sal y proteínas promueven el sueño, mientras que los alimentos azucarados no. Mediante el uso de herramientas genéticas para encender y apagar las neuronas en el cerebro de las moscas (animales usados para el estudio), los investigadores identificaron una serie de circuitos cerebrales que desempeñan un papel en el control de la somnolencia post-comida. Algunos de estos responden específicamente al consumo de proteínas”, concluye el estudio. 

 

 

Publicidad