Se encuentra usted aquí

Directora de ’50 Sombras de Grey’ habla sobre su pelea contra la autora de las novelas

Sam Taylor-Johnson sigue sin comprender por qué E. L. James y ella fueron incapaces de entenderse en el set de rodaje.

Directora de ’50 Sombras de Grey’ habla sobre su pelea contra la autora de las novelas

Foto: AFP

Foto: AFP

La adaptación a la gran pantalla de la novela erótica 'Cincuenta sombras de Grey' estuvo rodeada de una fuerte polémica tanto por el explícito contenido sexual de la trama como por los desencuentros entre la directora de la cinta, Sam Taylor-Johnson, y la autora de la trilogía, E. L. James, debido a sus diferentes puntos de vista sobre cómo abordar la relación de dominación-sumisión que se establece entre los dos personajes: mientras la primera apostaba por adaptar o eliminar directamente ciertas escenas para acercar la película al gran público, la segunda se negaba en redondo a alterar su visión artística.

Finalmente, el anuncio de que la cineasta no repetiría detrás de la cámara para la esperada secuela, 'Cincuenta sombras más oscuras', no supuso una sorpresa para nadie. Lo curioso es que a día de hoy una de las implicadas en el conflicto, Sam, siga sin comprender por qué exactamente fue incapaz de mantener siquiera una relación profesional respetuosa con la escritora.

"Me cae bien todo el mundo, y me siento muy confusa cuando no le gusto a alguien. No era capaz de comprender a E.L. James. No entiendo que no pueda llevarme bien con otra persona, me desconcierta que no haya ningún tipo de sinergia entre nosotros", reconoce Taylor-Johnson en una entrevista al dominical The Sunday Times.

A pesar de que los filmes protagonizados por Dakota Johnson y Jaime Dornan han funcionado muy bien en taquilla, la también fotógrafa y artista no se arrepiente en absoluto de haberse desligado de la franquicia.

"No voy a ver esas películas, jamás. Me producen cero interés. Nunca podría decir que me arrepiento [de haber participado en el proyecto] porque eso sería mi final. Pero, ¿volvería a hacerlo sabiendo lo que sé ahora? Por supuesto que no. Estaría loca si lo hiciera", afirma con convicción Sam, que cambió su apellido para incluir el de su marido Aaron Johnson tras casarse con el entonces jovencísimo actor en 2012.

Sin embargo, Sam Taylor-Johnson sigue defendiendo los motivos que le llevaron a ponerse al frente de la mediática cinta en un primer momento, a pesar de lo mal que acabó la experiencia.

"Me parecía un cuento de hadas muy disfuncional: un príncipe controlador y una chica ingenua de pueblo. Lo que quería conseguir era reflejar cómo ella le usurpa el poder contra todo pronóstico".

Por: Bang Showbiz 

Publicidad