Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
¿Quieres saber más de las producciones de Caracol TV? Activa las notificaciones y recibirás información al instante.
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

Viral: mujer concibe a su segundo bebé ya estando embarazada

Noah y Rosalie fueron concebidos por Rebeca Roberts debido a un fenómeno poco común conocido como superfetación.

Rebecca Roberts y Rhys Weaver, padres de los bebés concebidos con tres semanas de diferencia.
Rebecca Roberts y Rhys Weaver, padres de los bebés concebidos con tres semanas de diferencia.
Foto: @roberts.supertwins

Rebecca Roberts, es una de las pocas mujeres en todo el mundo que ha podido presenciar de primera mano la superfetación, un fenómeno que básicamente consiste en concebir a dos bebés en diferente edad gestacional. En este caso ella quedó en embarazo dos veces con una diferencia de tres semanas entre cada concepción, lo que generó sorpresa entre los internautas que se toparon con la noticia viral .

"Básicamente quedé embarazada cuando estaba embarazada", comentó Roberts en su perfil de Instagram, que cuenta con más de 60 mil seguidores y en donde comparte fotografías y videos que demuestran el crecimiento de los hermanos, así como recibe comentarios de cariño y admiración por parte de los usuarios que dan a conocer el creciente interés en esta condición que presentan muy pocas veces las madres.

La estadounidense aseguró para la CNN, que fueron los médicos quienes se dieron cuenta que los bebés estaban creciendo a un ritmo desproporcionado, de manera que le explicaron la posibilidad de que se tratase de superfetación. A pesar de que es una condición que ocurre muy pocas veces, la mujer aseguró que pudo haber pasado debido a que tomó un medicamento para la fertilidad justo antes de concebir a su primogénito.

Los pequeños nacieron juntos por cesárea en septiembre de 2020; sin embargo, tuvieron que permanecer separados para que los monitorearan constantemente en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales para descartar que tuviesen algún problema de salud. Noah pudo ir a su casa a las tres semanas de nacido, mientras que Rosalie, al ser tan pequeña en edad y en tamaño tuvo que permanecer 95 días en el centro de salud ya que el ombligo umbilical dejó de funcionar y no permitió que creciera un mes antes de nacer.

La madre aseguró que su primer hijo ya casi gatea y se sienta solo, y que Rosalie sigue creciendo cada día más e inunda con su felicidad a toda la familia.

Publicidad

Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión