Aprende cómo cuidar el medio ambiente creando una huerta en casa

En el Día Mundial del Medio Ambiente aprende cómo iniciar una huerta casera que además de fomentar el respeto a la naturaleza contribuye al bienestar mental, físico y económico.

Foto: Getty Images

 

El llamado mundial a la conciencia ambiental nos ha obligado a repensar nuestras acciones diarias y promover prácticas más conscientes y ecológicas. Por ello, en el Día del Medio Ambiente inicia una huerta en el hogar, una labor que trae múltiples beneficios como contribuir a la disminución del CO2, fomentar el respeto a la naturaleza, además del cuidado de la salud mental y el ahorro del dinero destinado a alimentos.

 

Estos son algunos consejos para tener en cuenta a la hora de hacer agricultura urbana:

 

1. El espacio ideal

 

Escoger el lugar que se destinará para la construcción del huerto es fundamental, pues de ahí radicará su éxito. Aunque se pensaría lo contrario, no se requiere un espacio muy grande, pero sí es importante que cuente con luz solar, ventilación y sea un espacio que se pueda ensuciar. Los lugares del hogar más recomendables son las terrazas y los balcones.

 

2. Las macetas adecuadas

 

Los recipientes que contendrán las plantas deberán ser pensados en el tipo de planta a sembrar. Sin embargo, se recomienda que tengan al menos entre 7 y 15 centímetros de profundidad para dar espacio a las raíces. Para ello, es posible comprar materas en lugares especializados o reutilizar garrafas, recipientes, botellas plásticas, llantas y cajas de madera.

 

3. Elección de los tipos de plantas

 

A la hora de elegir qué verduras, hortalizas o frutas se sembrarán es indispensable tener en cuenta su resistencia a plagas y enfermedades, el espacio que requieren para desarrollarse y su mantenimiento. Por tanto, se recomienda cultivar fresa, zanahoria, lechuga, tomate, ajo, albahaca, menta, entre otros.

 

4. Semillas, tierra y abonos

 

Para iniciar la huerta es posible elegir entre plantar semillas o conseguir plántulas con el fin de ver resultados en menor tiempo. Asimismo, escoger tierra en buenas condiciones es de suma importancia. Adicionalmente, se pueden realizar fertilizantes orgánicos caseros que además de aportar los nutrientes necesarios a nuestras plantas son una excelente opción para reciclar residuos generados en el hogar.

 

5. Un saludable hábito familiar

 

La práctica de la agricultura urbana contribuye a reducir los niveles de estrés y ansiedad, además de construir un espacio de unión familiar y generar sentido de responsabilidad en los más pequeños de la casa.

Publicidad