Rachel Weisz nunca pensó que acabaría casándose con James Bond

La actriz atribuye a la madurez que le otorgó el paso del tiempo el hecho de que ahora esté casada con el británico Daniel Craig pese a que el matrimonio nunca había sido una de sus prioridades.

Rachel Weisz nunca pensó que acabaría casándose conJames Bond

Foto. AFP.

Foto. AFP.

Pese a su dilatada e impresionante trayectoria profesional, Rachel Weisz es principalmente conocida -y envidiada- por ser la señora Bond, o lo que es lo mismo, la mujer del actor que lo interpreta en la gran pantalla, Daniel Craig. Lo más curioso de todo, es que ella nunca aspiró a convertirse en la esposa de nadie y, hasta que coincidió con el atractivo actor británico -su amigo desde hacía años- en el rodaje de la película 'Detrás de las paredes', ni siquiera se planteaba la opción de pasar por el altar.

Pese a que el filme fue una gran decepción y ambos se negaron incluso a promocionarlo tras ver el montaje final, apenas unos meses después los dos se dieron el 'sí quiero' en una íntima ceremonia celebrada en Nueva York en presencia de sus respectivos hijos, fruto de relaciones anteriores.

"No creo que el mío sea un matrimonio particularmente excepcional, aparte del hecho de que estamos en el ojo público. Pero a nivel personal nunca pensé que fuera a casarme, nunca fue una de mis ambiciones. Más bien al contrario. Jamás conseguía sentirme identificada con las comedias románticas, en las que casarse parecía ser el único objetivo. Y entonces sucedió, de manera natural, en un momento de mayor madurez para mí", explica en una entrevista al suplemento ES.

Debido a la obstinación con la que siempre ha protegido su vida privada, la actriz no se siente cómoda dando detalles acerca de su relación sentimental con Craig más allá que para confirmar que le ha hecho cambiar su visión acerca de la institución que antes descartaba de plano.

"Llevo mi alianza todo el tiempo, y con mucho orgullo. Yo ya estoy fuera del mercado. No es lo mismo que unirse a un club, tienes que llevarlo a tu terreno y hacerlo tuyo. Es algo muy personal e íntimo", añade.

Esa misma actitud protectora es la que despliega a la hora de pronunciarse acerca de su hijo de 11 años, a quien tuvo con el director Darren Aronofsky. A diferencia de otros retoños de celebridades, que aprovechan el tirón de sus apellidos para probar suerte en la moda o convertirse en estrellas de la esfera virtual -los autoproclamados 'influencers'-, Rachel nunca permitiría que su niño se convirtiera en una figura pública, al menos mientras ella pueda impedírselo.

"Por encima de mi cadáver. Puede dedicarse a repartir periódicos o algo así, pero nada de fotografías. No, es un niño Y por lo general ni siquiera hablo de él. La cuestión es que él no eligió tener a una madre 'conocida', así que le mantengo alejado de mi carrera. Y además, tampoco es algo que le interese demasiado", asegura.

Mira también:

Rachel Weisz: pérdida de poder de Harvey Weinstein rompió ley del silencio.

Daniel Craig no se parece en nada a James Bond, según su mujer Rachel Weisz.

Publicidad