Se encuentra usted aquí

Eva Mendes, muy cuidadosa a la hora de escoger sus prendas más personales

La simpática actriz ha admitido que siente una debilidad especial por las prendas o accesorios que tienen para ella un significado sentimental.

evamendez649.jpg

El carácter coqueto de Eva Mendes hace que la actriz escoja cuidadosamente cada una de las prendas y de los accesorios que posteriormente lucirá en cada una de sus apariciones públicas, teniendo muy en cuenta en esta elección los complementos que tienen un verdadero valor sentimental.

"Siempre he pensado en lo importante que es llevar algo que tiene un significado especial para ti. Todo el mundo quiere que vistas alguna de sus prendas en la mayoría de los eventos y normalmente son atuendos preciosos que tienes que devolver al finalizar la noche, pero me encanta lucir algo que tenga cierto valor sentimental para mí", explicó la artista durante su aparición en el programa de televisión 'The Talk'.

Durante su asistencia al citado espacio televisivo, Eva tuvo la ocasión de contemplar varias fotografías en las que aparecía ella misma luciendo diferentes estilismos y peculiares accesorios, por los que declaró sentir una auténtica adoración.

"Me gustan los turbantes y sí, sé que llego 50 años tarde a esa tendencia. Incluso esos pendientes [señalando la imagen] son de mi abuela, a quien no tuve la oportunidad de conocer. Y en esta otra [fotografía con un llamativo vestido amarillo] parece que voy a una fiesta de adolescentes de 16 años, aunque con 20 años de retraso", comentó divertida la intérprete.

Esta conocida afición de Eva por la moda no es algo que simplemente se ciña a la elección de su indumentaria, sino también al diseño de ropa, ya que la artista se ha lanzado de lleno al mundo de la moda con su colección para la firma New York & Company, una línea sencilla para el día a día de la mujer, con originales piezas de estilo vintage sacadas de su propio armario y alejada de los altos precios de esta competitiva industria.

"Me encantan las gangas, por eso siempre trato de comprar en tiendas baratas. Seguro que si me compro un vestido de 6 dólares (4, 40 euros) y me voy a tomar un café, más de una mujer se acercará a preguntarme que dónde me lo he comprado", añadió.

Por: Bang Showbiz

Publicidad