Taylor Swift consigue otra orden de alejamiento contra su enésimo acosador

Julius Sandrock, quien trató de acceder a la casa de la estrella armado con un cuchillo y varias cuerdas, deberá mantenerse a unos 100 metros de la cantante.

Taylor Swift consigue otra orden de alejamiento contra su enésimo acosador

Foto: Bang Showbiz

Foto: Bang Showbiz

La cantante Taylor Swift podrá respirar tranquila -relativamente, dado el sinfín de acosadores con los que ha de lidiar- ante la posibilidad de que Julius Sandrock, quien trató de irrumpir en la vivienda que la artista tiene en Beverly Hills armado con un cuchillo y varias cuerdas el pasado mes de abril, vuelva a amenazar su integridad física y a invadir su espacio personal en los próximos cinco años.

Y es que, como se desprende de los documentos judiciales a los que ha tenido acceso el portal de noticias The Blast, un juez de California ha interpuesto una orden de alejamiento contra este individuo que, además de prolongarse durante un lustro, le obligará a mantenerse a una distancia de 100 yardas (algo más de noventa metros) de la estrella de la música.

 

A post shared by Taylor Swift (@taylorswift) on

Curiosamente, a este criminal ya se le impuso una orden de alejamiento temporal a principios de este mes de junio que, en ese momento, ampliaba dicha distancia a unas 500 yardas: todo ello después de que la investigación policial confirmara, tras su arresto, que en el coche del susodicho se encontraban un cuchillo, varias máscaras, munición de varios tipos de pistola y una serie de cuerdas sintéticas de color negro, así como tranquilizantes y antidepresivos para los que se requiere prescripción médica.

Son precisamente esos siniestros materiales que portaba en su vehículo los que llevaron a Taylor Swift, como aseguraban fuentes de su círculo cercano, a "temer" por su vida y a reforzar la seguridad de su mansión con el objetivo de prevenir peligros de semejante envergadura. Cierto es que la autora de 'Shake It Off' ya había recibido amenazas de muerte en el pasado, pero no todas se habían hecho tan patentes como la que representaba Sandrock.

Es posible que, al menos a ojos de los fans de la diva, la orden judicial pueda parecer demasiado benevolente teniendo en cuenta las circunstancias del caso y, sobre todo, que el pasado mes de mayo otro de sus acosadores, Mohammed Jaffar, fue condenado a una pena de seis meses de prisión y cinco años posteriores de libertad condicional por entrar ilegalmente -y en más de una ocasión- en su apartamento de Nueva York en marzo de 2017.

Por: Bang Showbiz

Mira también:

Maradona besa a Maluma y ambos reciben críticas sobre su sexualidad

Mandy Moore quiere adoptar un hijo

'Los increíbles 2' hace heroico estreno en la taquilla de Estados Unidos y Canadá

Publicidad