Se encuentra usted aquí

Rapero Meek Mill recibe un nuevo trancazo judicial

La jueza que ha negado en varias ocasiones la libertad condicional al controvertido rapero ha justificado su decisión de mantenerle en prisión en base a su historial delictivo.

Rapero Meek Mill recibe un nuevo trancazo judicial

Foto: AFP

Desde que el rapero Meek Mill fuera condenado a finales del año pasado a una pena de prisión de entre dos y cuatro años como consecuencia de las repetidas infracciones que cometió en el marco de su situación de libertad condicional, ligadas a sendos delitos de tráfico de drogas y tenencia de armas que se remontan al año 2008, su equipo legal ha hecho casi lo imposible por recusar a la jueza que ha venido gestionando su caso, Genece E. Brinkley, acusándola entre otras cosas de ejercer su labor de forma "parcial" y de anteponer sus prejuicios personales contra el artista a la aplicación rigurosa de la ley.

Sin embargo, como se desprende ahora de unos documentos legales a los que ha tenido acceso la revista Rolling Stone, la magistrada no ha dudado en defenderse de los ataques que ha venido recibiendo de los abogados del intérprete -expareja de la afamada Nicki Minaj-, desestimando por un lado varios de los alegatos vertidos contra ella y, por el otro, justificando la "necesidad" de que al polémico rapero se le aplique una sentencia ejemplarizante que demuestre que la justicia debe ser igual para todos independientemente del perfil público del acusado en cuestión.

"Al acusado se le notificó debidamente sobre el número de veces que había transgredido los términos de su libertad condicional, antes incluso de que tuviera lugar la última vista oral. Por ello, la sentencia impuesta no es manifiestamente excesiva y este tribunal ha ofrecido pruebas suficientes que apoyan una condena de entre dos y cuatro años de cárcel", reza un extracto de la declaración ofrecida por la jueza al respecto.

En su momento, los letrados de Meek Mill esgrimieron varios ejemplos para poner de manifiesto el sesgo negativo que, a su juicio, habría exhibido Brinkley a la hora de valorar las particularidades del litigio, entre los que destacan las supuestas burlas que esta le habría dirigido durante el proceso y, especialmente, el hecho de que en una ocasión le recomendara incluso que escribiera una canción sobre ella. No obstante, tales alegaciones han sido rechazadas rotundamente por la jueza.

"Estas acusaciones tan graves y directas no tienen fundamento alguno en la realidad. No hay indicios ni pruebas que apoyen semejante teoría. Este tribunal ha comunicado en repetidas ocasiones al acusado que no puede exigir un trato preferente ante la justicia solo porque haya elegido ser artista como medio de vida", asegura la magistrada en otro de los párrafos de su declaración publicados por la citada revista.

Por: Bang Showbiz

 

 

 

Publicidad