Se encuentra usted aquí

Andy Murray y Kim Sears ya son padres

El tenista escocés dio la bienvenida a su primera hija junto a su mujer este domingo

Andy Murray y Kim Sears ya son padres

El jugador de tenis Andy Murray y su mujer, Kim Sears, dieron la bienvenida al mundo este domingo a su primera hija, una niña que pesó 3,9 kilogramos. El matrimonio, que se casó el pasado mes de abril, avisó a todos sus familiares y amigos del nacimiento de su pequeña a través de un mensaje de texto, según ha revelado la abuela materna del deportista, Shirley Erskine, que ha confirmado además que los padres de la pequeña aún no han elegido nombre.

"Andy y Kim dijeron desde el principio que no querían saber el sexo del bebé, así que asumo que no, no lo sabían. Desde luego ninguno de nosotros lo sabía, así que ha sido agradable recibir una pequeña sorpresa como esta'", confesó Shirley a BBC Scotland.

Una de las grandes preocupaciones de la familia de Murray -que ya dejó claro que acortaría la temporada si la llegada de su primer hijo se adelantaba- era que el tenista no pudiera estar presente en el momento del nacimiento al encontrarse lejos de casa jugando el Abierto de Australia, cuya final perdió contra Novak Djokovic.

"Estoy encantada, como puedes imaginarte. Parece que llevamos mucho tiempo esperando este momento, pero todo ha salido bien por lo que tengo entendido. No conozco los detalles, solo sé que tengo una bisnieta, así que es maravilloso. Lo único en lo que podía pensar después de que Andy jugara la final [del Abierto de Australia] era: 'Bien, al menos podrá llegar a casa a tiempo [para el nacimiento]'. No es fácil llegar a casa desde Australia, no podría estar más lejos. Pero afortunadamente llegó con tiempo de sobra", añadió Shirley.

Tras hacerse pública la noticia del nacimiento de la primera hija de la pareja, en el pueblo de origen de él, Dunblane (Escocia), han celebrado el acontecimiento adornando con lazos de color rosa el buzón de correos que se pintó de dorado cuando Murray ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Publicidad