Se encuentra usted aquí

El ‘modelo James’: Así es como el papá adoptivo del futbolista quiere transformar la sociedad

El fútbol está en deuda con Juan Carlos Restrepo, pues gracias a su modelo de trabajo logró potenciar el talento del actual capitán de la selección Colombia, su hijo adoptivo. Ahora sueña con brindarle más 'cracks' a la sociedad.

Juan Carlos Restrepo parece un hombre común y corriente a primera vista, pero muy pocos conocen realmente el aporte que él le ha dado al fútbol, a Colombia y al mundo. Gracias a él es que hoy podemos inflar nuestro pecho cuando vemos a un joven llamado James Rodríguez brillar sobre una cancha.

“Más que un padrastro he sido un gran amigo, una persona que Dios le dio la virtud de identificar el talento de James y apoyarlo, haciendo de su talento un proyecto de vida”, confesó durante la entrevista.

Es un hombre tranquilo al que no le gusta tener protagonismo a costa de la fama de James, es más, no le gusta que lo llamen como el ‘padrastro’ del futbolista, pues se considera principalmente su amigo. Tímido ante las cámaras, Restrepo habló sobre su relación con la estrella del Real Madrid y sobre cómo, con su ayuda, Rodríguez llegó a ser quien es hoy en día.

Restrepo vive en Ibagué y tan solo con escucharlo uno se puede empezar a dar cuenta de que no es una persona cualquiera. Trabajador, soñador y preocupado por su ciudad y familia, este hombre se levanta a diario para ayudar a los jóvenes talentos del fútbol a potenciar sus aptitudes en Tolima Real F.C., un club que sueña llevar a la máxima competencia del Fútbol Profesional Colombiano.

Hace más de 20 años a la vida de Juan Carlos Restrepo llegó un pequeño niño inquieto que tenía mucha habilidad con el balón en los pies, un talento natural que no podía desperdiciarse.

Gracias a los conocimientos y experiencias que acumuló en su paso por el fútbol universitario, y después de formalizar una relación sentimental con Pilar Rubio, Restrepo asumió el rol de tutor deportivo de James Rodríguez y diseñó un modelo para potenciar ese don natural.

JuanCa, como es conocido al interior de Tolima Real F.C., asumió las riendas de la familia y le propuso a James un modelo de vida en torno a su talento, pero sin dejar de lado al ser humano y a la sociedad.

“El éxito de los hijos no está solamente en la academia sino en la responsabilidad de los padres de identificar un don y un talento que brilla naturalmente”, aseguró Restrepo.

Siendo apenas un niño, James se sometió a este estilo de vida y dejó de lado muchas cosas. De esta forma nació el ‘modelo James’, un modelo exitoso sin duda alguna. Consciente de que el trabajo de las escuelas de formación deportivas en Colombia no es el mejor, Restrepo consolidó un equipo de trabajo que abonaría día a día el talento de su hijo.

Tras brillar en diferentes torneos infantiles y juveniles, varios equipos colombianos como Atlético Nacional, Deportes Tolima, Junior y Envigado pusieron sus ojos en el talentoso volante creativo y Restrepo estaba seguro de que esta decisión era trascendental. Terminó escogiendo al que parecía tener menos opciones, pero el que con su modelo de trabajo lo logró convencer, Envigado.

Lo mismo le sucedió a la hora de pisar suelo argentino, pues muchos agentes le ofrecieron ir a los más grandes de aquel país, Boca Juniors y River Plate, pero una cosa era clara para Juan Carlos: “No necesitábamos llegar al más grande, necesitábamos llegar a donde pudiéramos jugar”.

De esta forma se dio la llegada de James a Banfield, donde después de ser campeón migraría a Europa a escribir la historia que todos conocemos.

A pesar de ser un futbolista totalmente consagrado, James Rodríguez aún escucha los consejos de JuanCa, quien confesó que cuando siente que es necesario se reúne con él para “hacerle los llamados de atención pertinentes” en cuanto a la vida personal, pues cuando James fichó con Porto, Restrepo dio un paso al costado en las decisiones profesionales y deportivas de su hijo.

Hoy Juan Carlos solo le pide una cosa a James Rodríguez: solidaridad con sus colegas. JuanCa desea que su hijo toque puertas para que el ‘modelo James’ pueda entregarle más deportistas de primer nivel al país.

Juan Carlos está seguro de que el trabajo es la base fundamental para que un deportista logré brillar a nivel mundial y por esta razón intenta aplicar el ‘modelo James’ en los jóvenes que pertenecen al Tolima Real F.C.

No hay duda alguna de que el fútbol mundial y Colombia tienen una deuda enorme con este hombre, quien desinteresadamente entregó un deportista totalmente íntegro a la sociedad. Pero Juan Carlos no siente que su trabajó terminó, pues su sueño es seguir entregándole más James a la sociedad.

Publicidad
Más Contenidos