Se encuentra usted aquí

Demi Lovato se siente orgullosa de haber renunciado a las dietas

La cantante no se cansa de enseñar en Instagram sus muslos, una de las partes de su cuerpo que más inseguridades le generan, para demostrar que existen muchos tipos de belleza y no todos pasan por seguir dietas estrictas.

Demi Lovato se siente orgullosa de haber renunciado a las dietas

Foto - Instagram @ddlovato

Foto - Instagram @ddlovato

Tras librar una larga batalla contra las adicciones y los trastornos alimenticios en su adolescencia, a la cantante Demi Lovato le costó mucho llegar a un punto en que se aceptara y apreciara a sí misma tal y como es, y ahora que por fin lo ha conseguido, no puede parar de demostrarlo a través de sus redes sociales con posados de lo más sugerentes.

Sin embargo, la cantante no muestra su -todo sea dicho- impresionante silueta únicamente por pura vanidad, sino que espera servir de motivación a otros para que dejen de lado las dietas extremas y las sustituyan por un estilo de vida saludable, lo que en su caso marcó un antes y después en la relación con su físico.

"Yo los llamo muslos de alguien que no hace dieta, y me siento muy orgullosa de ellos", reza la declaración de intenciones que ha realizado la artista a través de su cuenta de Instagram, junto a una imagen en la que aparece posando en un balancín de jardín y cediendo todo el protagonismo a sus piernas, las mismas que hace años trataba de esconder o se negaba a mostrar en público al considerar que no se adaptaban a los cánones de belleza actuales por no cumplir la norma del 'thigh gap': que, al juntar los pies, la cara interna de la extremidad no llegue a tocarse de rodillas para arriba.

El hecho de que Demi haya ganado en autoestima no significa que haya dejado de ser una "perfeccionista" capaz de encontrarle defectos a todo, especialmente sus fotografías, pero en la actualidad se obliga a ser más benevolente consigo misma y a mostrar incluso sus defectos. Esa fue una de las razones que, en 2015, le llevaron a realizar un sorprendente posado fotográfico en el que solo prohibió tres cosas: cualquier tipo de maquillaje, ropa y el uso de Photoshop. El resultado fueron unas impresionantes instantáneas que rompías definitivamente con su pasado de estrella Disney y mostraban una nueva Demi más fuerte y madura.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad