Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
Las mejores producciones y los realities del momento, las noticias del entretenimiento nacional e internacional están aquí para ti.
¡Suscríbete!
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

Un caballero de la vida y de la radio: así recuerda Pilar Castaño a su papá Álvaro

Tras el centenario del nacimiento de Álvaro Castaño, su hija rememora el legado del gestor cultural más importante de Colombia y un sueño hecho realidad: la emisora HJCK, que cumplirá el próximo mes de septiembre 70 años de fundada.

393498_alvaro_castano_ig_1.jpg
Álvaro Castaño, 100 años
Álvaro Castaño, 100 años

Una tarde bogotana fría, pero visiblemente soleada. Cuatro de la tarde y una llamada por Zoom fue el escenario para tratar de revestir de cultura una cotidianidad enmarcada por la rapidez del tiempo que vuela como las ondas radiales y se hace esquiva ante la historia, la cultura, un buen libro o una buena charla.

Pilar Castaño, hija de Álvaro Castaño y Gloria Valencia de Castaño; hermana de Rodrigo. Pilar es la única que puede contar la historia; sus papás y su hermano ya están en otro plano, seguramente compartiendo una buena tertulia sobre música o literatura.

Una voz melodiosa, un poco ronca, que envuelve el alma es la de Pilar. Hace honor a la importancia de la voz que le daba su padre, don Álvaro. Pilar inicia esta conversación agradeciendo al Canal Caracol por “haber hecho este documental sobre la vida de mi padre que quedará para las próximas generaciones. Es bonito que conozcan las aventuras quijotescas de un hombre que trabajó en promover y masificar la cultura en nuestro país”.

¡Con cuánto amor le recuerda!

Pilar no duda en resaltar el esfuerzo de don Álvaro por la cultura en el país, porque “no fuera un tema elitista sino de masas y por eso su lema era ‘la HJCK para la inmensa minoría’, siempre creyendo y queriendo que esa minoría se convirtiera en una gran mayoría”.

Un hogar lleno de cultura y amor

Vivir en un hogar de un hombre soñador. Era la época donde nacía la pintura de Obregón, de Botero, de Ramírez Villamizar, de (Juan Antonio) Rodas, de (Enrique) Grau, eran los poetas fantásticos: Carranza, Jorge Rojas, Arturo Camacho, era esta emisora bullendo ideas, buscando…, recuerda Pilar, y continúa:

Publicidad

“Mamá maleteando por todos lados buscando pautas, que sobreviviera la emisora para pagar la nómina, ellos venían de unas décadas horribles que a mí no me tocaron, que fue el nacimiento de la emisora dos años después de ‘El Bogotazo’, donde había quedado una Bogotá destrozada, árida, desmadrada, sin Dios ni ley y ellos tratando de impulsar la cultura. Entonces los tachaban de locos, les cerraban las puertas, que estaban completamente dementes les decían y nunca pararon”.

“Yo me siento muy completa, muy sólida, muy feliz con la vida de lo que me tocó vivir”, dice orgullosa Pilar.

Al recordar las épocas doradas del cine, la  literatura, la música, Pilar insiste en que “son épocas que marcan un camino por recorrer de la cultura (...)” Y no duda en enaltecer el amor de sus padres, que traspasó la radio y la televisión, convirtiéndose en pilares de la gestión cultural en Colombia y Latinoamérica. “(…) Tengo la gran certeza y la bella conclusión de que mi papá no hubiera logrado nada sin Gloria y Gloria no hubiera logrado nada sin Álvaro”.

“El amor fue lo primero que primó en ellos, un amor duradero, fantástico, creativo, un amor sincero, pasional, bellísimo y siento, afirma Pilar, que eso fue lo que logró que esta pareja trascendiera y quedara entre nosotros”. Seguramente ahí está la clave del éxito.

A través de un documental como este van a revivir este amor”.

Los poemas de Álvaro Castaño

¿Cuál poema recuerda de don Álvaro?, fue la pregunta para Pilar. Bendito momento que permitió escuchar una declamación recordando a su papá:

Publicidad

“Tengo frente a mí la revistica de Golpe de Dados, una revista de poesía de cuando la revista cumplió 29 años, ¡imagínate! Te voy a leer ‘Tu sola compañía’:

“Solo espero de ti que me acompañes

en este breve paso por el mundo,

que mires con mis ojos el profundo silencio de la flor

y que te asombres cuando el silencio de la flor me asombre.

Que no ignores el árbol ni lo evites,

Publicidad

que por su sombra sepas de sus nidos,

que a su corteza llegues lentamente

como se llega al pecho de los hombres,

que su corteza hiera solamente

con las escasas letras de mi nombre.

Y que mires la tierra largamente,

Publicidad

llenos de amor tus ojos y tus manos

por las pequeñas cosas distraídas:

una piedra, una huella, las hojas olvidadas

o, simplemente, avances y te pierdas

sobre tu propia sombra enamorada.

No importan las espinas ni los hombres

Publicidad

sino llegar a unirnos al final de paisaje,

tú con tu rosa, yo con su perfume

solo espero de ti que me acompañes 

en este breve paso por el mundo.”

 

Año 1947, cuando casaron Gloria y Álvaro, recuerda Pilar. ¡Qué bella historia de amor para toda la vida!

Publicidad

“Papá era un gran poeta”, sentencia con una clara emoción en su voz. Recuerda Pilar un momento cumbre para Borges al ser invitado por don Álvaro a Colombia, con mucho esfuerzo pues "no tenían un peso, para grabar un disco para las colecciones de las HJCK y al querer recitar un poema se le olvidó, se le borró, "entonces viejo y desmemoriado"". Fue cuando le escribió Borges graba a Borges:

“Borges ya no recuerda, lo ha perdido

el laberinto de su incierta gloria

a la mirada gris que nada nombra

se agrega la tiniebla del olvido

ojos sin luz, memoria sin memoria

Publicidad

Borges sin Borges, sombra sobre su sombra”

 

De la HJCK, sus pasillos, su olor, su magia

Pilar Castaño recuerda muy bien gran parte de la historia de la emisora HJCK. Insiste en que era muy pequeña, los detalles de sus recuerdos dan la sensación de que hubiera sido tan solo ayer cuando estuvo por los pasillos de la radio.

“Recuerdo estando muy pequeñita el brillo del piso de la HJCK, porque cuando uno está chiquito el piso es lo más cercano, recuerdo el color blanco con esas pepitas doradas uno subiendo y subiendo en la 17 con Séptima que fue el edificio donde se inició la emisora, yo llegué a vivir ahí años después. Recuerdo el olor a tabaco, a cigarrillo, los locutores fumaban, los actores de las radionovelas fumaban, todos fumaban. Era mágico, era magia.

Doña Aleida, la mano derecha de papá, en su escritorio de madera siempre buscando números para pasar la nómina, papá contra la ventana llena de Lp’s, todos los intelectuales entrando y saliendo, declamadores, gente fantástica. Era otro mundo.

Recuerdo cuando la HJCK se mudó al Andino, frente al Colegio Andino (hoy, Centro Comercial Andino) y la emisora era lo que es hoy Zara, lo único que queda hoy es el Cerezo (árbol) que está frente a Zara, era el cerezo de papá, del jardín de la emisora”.

Publicidad

Se puede casi palpar cada detalle al escuchar a Pilar, solo es necesario cerrar los ojos e ir dibujando en la mente.

Pilar recuerda al equipo, desde Gonzalo Rueda, socio de Álvaro, melómano con una programación fantástica de jazz, de Tito Tulio, presentador de jazz, Roberto Rodríguez Silva, los programadores, los conciertos de Schubert, de Beethoven, Bach, Chopin.

“Es muy especial y está muy clavado en mi alma toda esta época”.

La HJCK significa, para Pilar, que la cultura pudo llegar a la radio, a la radio popular colombiana, (…) que llegó a los hogares s subiendo un nivel, las mentes, un nivel lúdico, lúcido no fantasioso, abrió las alas a tanta gente.

Abrió espectros, cambió mentes, sembró esperanza en un país devastado por tantas razones. Eso fue lo que hizo la HJCK. Nunca hubo barrera, era abierto a todos los géneros musicales, a todas las filosofías, a todos los credos. Eso es la verdadera cultura, es la verdadera civilización. Un coloso, un Quijote y lo logró, ¡lo logró!

 

Publicidad

Álvaro Castaño, todo un dandi

Al preguntarle a Pilar cómo ve a don Álvaro hoy día… “Yo veo a un hombre que desde su planeta solo allá arriba nos está mirando celebrar su centenario, un hombre que cuidó a mamá, que la amo, la defendió, un hombre que fue el mejor amigo de Gabo, de Mutis, de Carranza, de López, de Laserna, de Mallarino, amigo de sus amigos, un hombre que siempre celebró la vida y siempre tuvo un humor maravilloso. Un hombre que amó a la mujer, era un dandi, un caballero, carta cabal, siempre oliendo rico, con sus lociones de Las Antillas, cítricas, con su pañuelo en el bolsillo del corazón, siempre con fular, era un dandi, fue un caballero de la radio y de la vida, fue un ser maravilloso”.

Pilar, agradecida, hace un rapidísimo recorrido por la historia para finalizar. “Gracias, pues esta vida de mis padres que comenzó con vinilos, luego con casetes, luego con cd’s y ahora todo totalmente digitalizado, que le quede a mis hijos y mis nietos y biznietos, que nada ha sido en vano, tanto trasnochar porque Colombia tuviera cultura, valió la pena”.

Y si de unir tiempo pasado con el presente se trata, así recordó Pilar a su papá en Instagram el pasado martes 09 de junio.

Además, el próximo lunes 15 de junio, Caracol Televisión presentará en Especiales Caracol, ‘Álvaro Castaño, para la inmensa mayoría, documental dirigido por Paúl Cataño Toro que mostrará cómo surgió uno de los proyectos culturales más ambiciosos e innovadores de la época en Colombia: la emisora HJCK.

Álvaro Castaño: 100 años de su inmensa minoría Caracol Televisión presenta la campaña 'Papá, cuando te veo en casa soy feliz' ‘Álvaro Castaño, para la inmensa mayoría’ llega a Especiales Caracol Álvaro Castaño: 100 años de su inmensa minoría El legado de Álvaro Castaño se puede tocar y oler: María Elvira Arango Álvaro Castaño: 100 años de su inmensa minoría

Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO