Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
Las mejores producciones y los realities del momento, las noticias del entretenimiento nacional e internacional están aquí para ti.
¡Suscríbete!
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

Lorenzo Miguel Morales

Moralito

329411_perfiles_i_lorenzo_morales.png
Lorenzo Miguel Morales
Lorenzo Miguel Morales

 

 

En la mañana veranera del 14 de junio de 1914, nació en Guacoche el que venía destinado a ser una leyenda, un hombre con un talento innato desde el vientre para componer, cantar, ejecutar de manera magistral el acordeón y ser versátil para desempeñarse en los cuatro aires del vallenato. El gran Moralito nació para reunir todo lo que compone la definición de juglar.

Con tan solo 12 años, Morales empezó a tocar el acordeón sin que nadie le enseñara, pues venía con el talento bajo el brazo... solo faltaba explotarlo. Años más tarde, empezó a componer de parranda en parranda hasta convertirse en un maestro, como lo llamaban en cada lugar que visitaba.

Lorenzo, un hombre andariego, inquieto, errante, compositor incansable, amigo incondicional y enamorado imparable. Desde muy joven tuvo claro que el acordeón no era una herramienta de trabajo, por el contrario, era un instrumento de placer y diversión con un único fin: enamorar a las muchachas y andar de boca en boca. Aunque sus letras no tenían tanto valor poético, estaban llenas de una sencillez que hacía corear con gran sentimiento a los amantes de sus canciones.

Publicidad

Con profunda tristeza, este gran juglar vallenato del infaltable sombrero de ala corta cayó en el olvido y murió a los 97 años viendo pasar el tiempo junto a Ana Romero, su familia y el acordeón que le regaló Gabriel García Márquez.

“Yo soy Lorenzo Morales al derecho y al revé. Yo soy quien deja la huella antes de poner el pie"

Datos adicionales

  1. Además de haber sido un reconocido músico, Lorenzo fue un hábil carpintero, pues hacía escaparates, mesas y taburetes.
  2. Morales fue el otro protagonista del más famoso duelo musical de Colombia, el cual fue inmortalizado en la canción "La gota fría" junto a Emiliano Zuleta. Luego, la piquería de los dos grandes juglares duró alrededor de diez años.
  3. Moralito es recordado por viajar con su acordeón por todos lados. Un día estaba en La Paz y al otro día en Badillo, por eso, Escalona le compuso una canción llamada "Buscando a Moralito" que lo describe como un andariego.
  4. En 1957, decidió dejar la música e internarse en la Serranía del Perijá a plantar café. Lo dieron por muerto, las mujeres lo lloraron, sus compadres le guardaron luto y hasta una canción llamada "La muerte de Moralito" le compuso Leandro Díaz.
Foto: Colprensa
Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión

Más contenido

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO