Sarah Jessica Parker estaba convencida de que Robert Downey Jr. moriría de sobredosis

La artista ha recordado su extinta historia de amor con el intérprete y cómo decidió poner punto final a la relación al verse sobrepasada por la dinámica tan tóxica que se derivaba de las adicciones del actor.

Sarah Jessica Parker estaba convencida de que Robert Downey Jr. moriría de sobredosis

Antes de que su actual esposa Susan y el papel de Iron Man se cruzaran en su camino, marcando el inicio de su etapa de mayor estabilidad a nivel personal y su renacer profesional en el seno de la factoría Marvel, Robert Downey Jr. luchó durante años contra una grave adicción a las drogas y el alcohol que muchos llegaron a pensar que acabaría costándole la vida.

Su novia durante gran parte de aquella oscura etapa, la también actriz Sarah Jessica Parker, formaba parte de ese último grupo. De hecho, fue la aparente incapacidad de Robert para renunciar al consumo de drogas lo que la llevó finalmente a concluir su historia juntos en 1991, convencida de que la del actor no tendría un final feliz.

"Yo había aprendido a cuidar de mí misma. Y en aquel entonces dedicaba un montón de tiempo a asegurarme de que él estuviera bien. Pero llegado un punto, reuní el coraje para decidir marcharme, me dije: 'Solo puedo rezar para que no muera'", recuerda ahora la protagonista de 'Sexo en Nueva York' en una conversación con la revista People, en la que asegura que en un principio, tanto cuando se conocieron y enamoraron en el set del filme 'Firstborn' en 1984 como durante los primeros momentos de su romance, ella no era consciente de los problemas de su entonces pareja.

"Sí que le preguntaba por qué su corazón latía tan rápido, pero lo único que se me pasaba por la cabeza y que le decía era que no era bueno que hiciera tantas flexiones antes de meterse en la cama", explica sobre su ingenuidad inicial.

Años después, Sarah Jessica volvió a encontrar el amor junto a su ahora marido, Matthew Broderick, con quien se casó en 1997 y con quien forma -junto a sus tres hijos en común- una de las familias más idílicas de la industria.

"Puede que parezca una tontería, pero que es muy importante y que es una gran suerte que la otra persona te guste. Y a mí él me gusta mucho. Claro, estoy segura de que le molesta cosas de mí, ¡y a mí de él! Pero al mismo tiempo no dejo de aprender algo nuevo sobre él cada día", asegura sobre el secreto de su felicidad conyugal.

Mira también:

Sarah Jessica Parker recuerda sus inicios en el teatro musical.

Continúa la polémica: Sarah Jessica Parker responde desafiante a Kim Cattrall.

Publicidad