Se encuentra usted aquí

Roman Polanski acusado de una nueva violación a una menor de edad

La policía suiza ha iniciado una investigación después de que una mujer que responde al nombre de Renate Langer asegurara que el director la violó cuando tenía 16 años.

Roman Polanski acusado de una nueva violación a una menor de edad

Foto: AFP

Foto: AFP

El cineasta Roman Polanski, de 84 años, se enfrenta a una nueva investigación, esta vez por parte de la policía suiza, después de que una mujer que responde al nombre de Renate Langer le haya acusado de agredirla sexualmente en 1972 en el pueblo de Gstaad. Así lo ha confirmado el jefe de prensa de las fuerzas de seguridad de la localidad, después de que el periódico New York Times revelara la noticia este mismo martes.

En el momento de la violación, Langer -una antigua aspirante a actriz- tenía tan solo 16 años, y no se atrevió a denunciar lo sucedido por culpa de la sensación de "vergüenza y soledad" y por miedo a cómo podrían reaccionar sus padres. Ahora habría optado por romper su silencio debido a que ambos están muertos y a que siente que es su obligación después de que otra mujer, en este caso identificada únicamente como 'Robin', asegurara el pasado agosto que había sido víctima de abusos sexuales a manos del oscarizado cineasta.

En total, han sido cuatro las mujeres que han acusado a Polanski de agresiones o abusos de naturaleza sexual; además de Langer y la mencionada Robin, la actriz Charlotte Lewis confesó en 2010 que el director de 'El pianista' le había obligado a mantener relaciones sexuales con él cuando trabajaron juntos en la comedia 'Pirates', contradiciendo así su primera versión de los hechos, en la que apuntaba que habían sido pareja durante seis meses y mantenido relaciones consentidas pese a que ella solo tenía 16 años.

Por su parte, Roman Polanski continúa siendo un fugitivo de la justicia estadounidense desde la década de los 70. En 1977, el cineasta mantuvo relaciones sexuales con Samantha Geimer, de tan solo 13 años, después de emborracharla con champán y facilitarle drogas con el pretexto de fotografiarla para una revista. Polanski siempre ha defendido que, después de ser acusado de violación a una menor, llegó a un acuerdo con la fiscalía tras declararse culpable según el cual pasaría 48 días entre rejas. Finalmente solo cumplió 42 en la prisión estatal de Chino antes de ser puesto en libertad. Sin embargo, el juez responsable del caso decidió invalidar el acuerdo y reveló supuestamente a los fiscales que su intención era condenar al director a 50 años de cárcel, una información que acabó llegando a oídos del abogado de Polanski y precipitó su huida a Europa.

En los últimos meses, los abogados del reputado artista han comenzado a trabajar para conseguir su regreso como un hombre libre -o cumpliendo una pena simbólica- a Estados Unidos y que pueda así visitar la tumba en el cementerio Holy Cross en Culver City de su primera esposa, Sharon Tate, asesinada en 1969 -cuando estaba embarazada- por Charles Manson y sus seguidores.

Roman Polanski no podrá volver a Estados Unidos sin ser detenido por delito de violación

La propia Samantha Geimer, ahora una mujer de más de 50 años, ha insistido en varias ocasiones en que al cineasta debería permitírsele pasar página del crimen del que ella fue víctima, afirmando que todo el caso ha acabado por convertirse en una "parodia".

En el caso de las acusaciones de Renate Langer, solo se está llevando a cabo una investigación y aún no se han presentado cargos, una posibilidad que parece poco factible en vista de los años que han transcurrido.

Por: Bang Showbiz 

 

Publicidad