Se encuentra usted aquí

Actor de película grabada en Colombia lloró con el derrumbamiento de la mina San José

Mario Casas no pudo evitar las lágrimas al conocer la historia del derrumbamiento de la mina San José, un suceso que ahora lleva al cine en 'Los 33'.

6d6601437fa869020685a8b3ac5ef12b.jpg

Además de verse seducido por la posibilidad de trabajar al lado de Antonio Banderas, el actor Mario Casas aceptó su papel en 'Los 33' para vivir en primera persona la conmovedora experiencia que atravesaron los mineros que quedaron sepultados dos meses en el yacimiento San José (Chile). 

"Cuando vi el documental de los mineros chilenos atrapados se me saltaron las lágrimas. Aquellos dos meses y pico fueron de gran sufrimiento, pero al final se acabó convirtiendo en una historia de héroes, de supervivencia. Les bajaron una cámara para que saludaran a sus familias y se deshacían en llanto. Hombres de la mina. Gente dura, gente fuerte, son héroes", afirmó el intérprete español al suplemento Campus de El Mundo. 

Aunque ha tenido que seguir una preparación tanto física como mental para adaptarse de la manera más fiel a su personaje -Mario da vida a Álex Vega, el mecánico de la mina-, ha conseguido adecuarse rápidamente a las condiciones ambientales de la mina de Nemocón (Colombia), lugar donde se está llevando una parte del rodaje desde el pasado 9 de diciembre. 

"Tomar riesgos es algo que a los actores nos atrae mucho. Deseo mucho el cambio físico, pero yo ya soy delgado de por sí y no sé hasta qué punto mi cuerpo va a poder perder más peso. En otras películas ya he tenido que esforzarme por cambiar aunque por ejemplo en 'La Mula' intenté adelgazar y solo lo conseguí un poco. Voy a hacer lo que tenga que hacer, pero va a ser una trabajo duro, tanto física como psicológicamente", aseguró al mismo medio. 

Pero lo que sin duda está marcando su primera experiencia cinematográfica bajo las órdenes de la mexicana Patricia Riggen es volver a trabajar al lado de Antonio Banderas, por quien Mario siente gran devoción desde que el malagueño contara con él para el rodaje de 'El camino de los ingleses', filme que supuso el inicio de su carrera en la gran pantalla. 

"Entrar en el cine de la mano de Antonio Banderas fue una experiencia inolvidable. Sin embargo, lo recuerdo de una manera inconsciente porque a los 17 años aún no tenía la capacidad para asimilar de verdad todo eso. En 'Los 33' coincidimos en casi todas las escenas y para mí es un honor porque Antonio es una persona con mucha energía positiva y siempre está dispuesto a echarte una mano", aseveró. 

Publicidad