Una masajista acusa a Stan Lee de acosarla sexualmente en medio de una sesión

Maria Carballo, una masajista que habría trabajado para el afamado creador de cómics, alega que Stan Lee trató de masturbarse durante una sesión que tuvo lugar el año pasado en Chicago.

Una masajista acusa a Stan Lee de acosarla sexualmente en medio de una sesión

Foto: AFP.

Foto: AFP.

Por si no fuera suficiente con los rumores que han venido circulando en los últimos tiempos sobre su estado de salud, del que varias fuentes aseguraban que se estaba deteriorando irremediablemente, el incombustible Stan Lee (95) se ha visto ahora obligado a salir una vez más a la palestra para rechazar tajantemente las acusaciones de acoso sexual vertidas contra él por parte de una masajista llamada Maria Carballo, quien asegura que el legendario dibujante de cómics trató de masturbarse en medio de una sesión que habría tenido lugar el año pasado en Chicago.

"Stan Lee tiene 95 años y es completamente inofensivo, además de 100% inocente. Por lo tanto, lo único que va a hacer al respecto es negar rotundamente estas acusaciones que son completamente falsas", ha manifestado un portavoz del artista en declaraciones al portal de noticias TMZ, el medio que ha dado a conocer el testimonio de la citada Maria Carballo.

De acuerdo con la versión de los hechos ofrecida por la fisioterapeuta, el creador de personajes tan icónicos como Spiderman o Hulk habría empezado a tocarse la entrepierna pocos minutos después del inicio del masaje, generando una situación muy tensa que Maria habría tratado de neutralizar pidiéndole que se diera la vuelta y se colocara de espaldas.

Sin embargo, la maniobra no habría dado los resultados esperados y Stan Lee supuestamente optó en su lugar por emitir una serie de jadeos y gruñidos que -siempre según el relato de Maria Carballo- nada tendrían que ver con el alivio físico producido por el masaje. En ese momento, la masajista se negó a continuar y dio por terminada la sesión.

Pese a que de momentos se desconoce si se ha admitido a trámite, Maria Carballo ha revelado que interpuso una demanda contra el que fuera una de las figuras históricas de la factoría Marvel con el objetivo de dar a conocer públicamente su caso y exigir una compensación que sentara precedente en la industria. Y es que según la declaración que ha facilitado al juez, la masajista tuvo que lidiar en una segunda ocasión con el trato denigrante que le habría dispensado Stan Lee a pesar de que, poco después del primer incidente, sus representantes se pusieron en contacto con ella para "disculparse" en nombre de su afamado cliente.

"Empezó a gemir otra vez y cuando paró de masajearle, se levantó de la mesa completamente desnudo y muy enfadado con la demandante. La demandante le pidió a Lee que se pusiera la ropa y le dejara marcharse, pero este se irritó aún más y le exigió que continuara con el trabajo", explica su abogado sobre el segundo de estos encuentros en el informe que ya está en posesión del juez.

Mira también:

Stan Lee acusa a su hija y cuidadores por presuntos abusos y maltratos.

 

 

Publicidad