Se encuentra usted aquí

Hija de Robin Williams se enfocó en el trabajo tras la muerte de su padre

La joven actriz llegó a escribir doce guiones en las semanas posteriores a la muerte de su padre, ya que entendía que debía exprimir a fondo las oportunidades que le brindaba la vida.

Hija de Robin Williams se enfocó en el trabajo tras la muerte de su padre

Foto: AFP

Foto: AFP

Han pasado ya dos años desde que el actor Robin Williams decidió quitarse la vida, un suicidio que conmocionó profundamente a la opinión pública pero que, al mismo tiempo, llevó a su hija Zelda (27) a intentar superar la traumática experiencia dando rienda suelta a su creatividad como guionista y aprovechando al máximo todo el tiempo del que disponía.

"Lo que hice fue seguir adelante con mi vida, tratar de vivir con intensidad para que un día como hoy, pueda levantarme por la mañana y decir que amo mi trabajo. No me quedaba otra que ser productiva. Mañana volveré a levantarme y me sentiré afortunada con lo que hago. No tenemos otra alternativa que sacar todo el partido posible a nuestra existencia", se sinceró la joven actriz en el programa de Chelsea Handler.

Sin embargo, Zelda revela que muchos de sus allegados no lograron comprender por qué no reaccionó ante la tragedia de una forma algo más previsible, llegando incluso a pensar que sufría algún tipo de trastorno al aparentar que no había asimilado la desaparición de su famoso padre.

"Durante un tiempo, nadie me dejaba ser yo misma. Creo que en casos como este, si alguien te pregunta: 'Mierda, ¿cómo te encuentras?' y tú respondes que estás bien, lo primero que se les pasa por la cabeza es: 'Algo muy malo te está pasando'. Cuando ya me dejaron más tranquila, me puse a trabajar a destajo y acabé escribiendo doce guiones, lo que ya me hizo cuestionarme si de verdad estaba tan bien como decía", añadió.

La hija de Robin Williams, cuyo nombre responde a la afición que el fallecido actor sentía por la saga de videojuegos 'The Legend of Zelda', se siente muy satisfecha ahora que ha recuperado su vida social y puede seguir recordando la figura de su padre sin tener por ello que renunciar a la compañía de sus seres queridos.

"En esos momentos, casi no veía la luz del día porque me encerré en mi misma y en mis tareas, pero ahora salgo más y me alegro de hacerlo porque me siento bien cuando puedo escapar de esos momentos en los que estoy sola con mis pensamientos", explicó.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad