Se encuentra usted aquí

Alejandro Riaño, sus inicios, pasiones y secretos para alcanzar el éxito

El comediante dejó ver su lado más íntimo y habló de cómo ha forjado su carrera a lo largo de los años, una carrera llena de carcajadas.

Alejandro Riaño tuvo claro desde muy temprana edad que su sueño era entregarle su vida al arte. Cuando tenía 13 años inició su aventura en el teatro con un curso que dictaba Gonzalo Valderrama. Junto a diferentes actores empezó a forjar su carrera en el mundo artístico y paso a paso descubría cuál sería su camino.  

Años más tarde trabajó con Andrés López, a quien Riaño considera como su maestro y mejor comediante del país, consiguiendo la experiencia necesaria para poder tener su estilo propio y ser la estrella de su show.

Alejandro asegura que la comedia se convirtió en su profesión sin que él se diera cuenta. Siempre sintió pasión por el teatro y soñaba con estudiar cine afuera del país, pero una vez Colombia conoció su talento le fue imposible irse. Su destino estaba en las tablas, haciendo stand up y robando carcajadas a su público. Sin embargo, Riaño es consciente de que algún día tendrá que abandonar su tierra natal para estudiar.

El comediante también habló sobre la labor que tienen él y sus colegas a la hora de subirse a un escenario. Considera que su papel consiste en detenerse, observar los comportamientos de las personas y encontrar en qué puntos todos se sienten identificados para conectar con el público.

“Nosotros logramos ver lo que otros no ven” Aseguró Alejandro.  

Ha trabajado con grandes humoristas de los que ha aprendido mucho como Antonio Sanint, Julián Arango, Mauricio Vélez, Gonzalo Valderrama, Iván Marín, Ricardo Quevedo y Alejandra Azcárate, entre otros, pero asegura que el secreto para sobresalir en el mundo de las artes es “seguir siendo uno”.

 

Publicidad
Más Contenidos