Se encuentra usted aquí

Murió el humorista Enrique Colavizza, se apagó la alegría de El Caballero de la Sonrisa

Este importante humorista colombiano murió el 1 de octubre en la ciudad de Cali, en el centro médico Imbanaco a los 80 años. Nuestro más sincero agradecimiento a este maestro de la risa.

Murió el humorista Enrique Colavizza, se apagó la alegría de El Caballero de la Sonrisa

Don Enrique Colavizza, El Caballero de la Sonrisa, como popularmente se le conocía, nació en Cali el 7 de febrero de 1938, en el seno de una familia de ascendencia italiana. Sus padres fueron Pietro Colavizza e Isabel Spataro, él fue el mayor de cinco hermanos.

Alegre, elegante y siempre irreverente se le vio en las pantallas de los hogares colombianos haciendo parte del elenco de Sábados Felices durante 37 años. En el año 2013, debido a dificultades con su salud, tuvo que despedirse del que fue su segundo hogar y en donde hizo reír a carcajadas a múltiples generaciones del país.

Hoy no solo lo lloran en su barrio La Flora, en Cali, también lo hacen todos los seguidores de su carrera. Don Enrique deja viuda a su esposa Alba Lucía y huérfanos de padre a sus cuatro hijos.

Sin embargo, después de su partida, es preciso recordarlo como el gran hombre que fue.

 

 

Un humorista profesional que inspiró a los nuevos talentos que lo sucedieron, que además encontraron en su guía a un hombre con la sonrisa a flor de piel, con el sentido del humor afilado y listo para sorprender a cualquier momento.

El Caballero de la Sonrisa vivió su vida sin arrepentimientos, siguió el ejemplo de su padre, quien quiso alejarlo de la delincuencia y lo alentó a dedicarse a una tarea noble.  ¿Qué otro oficio más generoso que dedicarle su tiempo a la gente para hacerla feliz y permitirle olvidarse de sus problemas?

 
Adiós al gran Enrique Colavizza

#GraciasDonEnrique Colombia está de luto, Cali llora a un hijo muy querido. Adiós al gran Enrique Colavizza, al apasionado por la cocina, al cantante de zarzuelas, al del acordeón y la dulzaina; adiós al gran humorista.

Posted by La Red Caracol on Monday, October 1, 2018

Con ese pensamiento fue que ingresó al equipo de trabajo de Sábados Felices, gracias a la ayuda de su amigo abogado William Jiménez. Como dato curioso, Don Enrique fue presentador del programa durante ocho meses hasta que tomó su lugar Jota Mario Valencia, quien fue el que le otorgó su memorable apodo.

Colavizza entabló amistad con recordados humoristas como Jaime ‘El Flaco’ Agudelo y Carlos ‘El Mocho’ Sánchez, quienes ya fallecieron también. De igual manera siempre llevó en sus recuerdos y su corazón a sus demás amigos y colegas como: Hugo Patiño, La Gorda Fabiola, El Hombre Caimán, Norberto López y cada uno de los otros compañeros con los que departió.

Carlos 'El Mono' Sánchez fue uno de los primeros en pronunciarse al respecto:

La sonrisa, la gracia y la gratitud eterna de Enrique Colavizza quedará grabada por siempre en la memoria de Sábados Felices.

En esta hora aciaga recordamos con agradecimiento eterno sus palabras y lo honramos por haber hecho parte de la familia de Caracol Televisión:

 

 

“Gracias, gracias porque con Sábados Felices pude ser yo lo que era, pude hacer lo que quería y encima de eso me pagaban. Gracias es poquito, igual a Caracol no hay nada”.

Gracias a usted, Cabellero de la Sonrisa.

Mira también:

Enrique Colavizza: "Quiero que me recuerden por lo que hice como ser humano"

Enrique Colavizza, 'El Caballero de la Sonrisa' que encontró su familia en Sábados Felices

Publicidad