Se encuentra usted aquí

¿Se desnudará? Estas son las condiciones de Ashley Graham para hacerlo

La popular modelo de tallas grandes está dispuesta a posar sin ropa siempre que la sesión de fotos no traspase la barrera que conduce a la "vulgaridad".

¿Se desnudará? Estas son las condiciones de Ashley Graham para hacerlo

Foto: AFP

Foto: AFP

La modelo Ashley Graham (29) no solo se ha destacado por ser una de las pocas maniquíes de tallas grandes que tiene cabida en las portadas de las cabeceras de moda más importantes del mundo, sino también por haber demostrado con ello que la insana obsesión por la delgadez que sigue imperando en ciertos sectores de la vida pública suponen un auténtico despropósito.

Pero en su apuesta por dar mayor visibilidad a otros perfiles físicos alejados de los rígidos cánones de belleza tradicionales, muchos se preguntan si la estrella de las pasarelas estaría dispuesta a protagonizar alguna sesión de fotos en la que apareciera desnuda para terminar así de apuntalar la tendencia y, de paso, reivindicar el valor artístico de un cuerpo femenino con curvas.

"Mira, mi postura en este sentido es la de: si es vulgar y tengo que, yo que sé, agarrarme los pechos para destacar mejor el pezón, pues no voy a hacerlo. Lo importante es que las fotos sean elegantes. Cuando dije en su momento que yo no enseño pezones ni otras cosas, jamás pensé que tendría que dar tantas explicaciones. Es posible que algún día me veas el pezón, pero créeme: jamás veras mi vagina", bromeó Ashley en la entrevista que acompaña su foto de portada en el nuevo número de la revista Glamour.

La naturalidad con la que se pronuncia sobe los límites de un posible desnudo también se aplica a la forma en que habla sobre las inseguridades que todavía experimenta en relación con su cuerpo, una actitud que ella justifica con la necesidad que tienen las chicas jóvenes de oír de boca de una exitosa modelo que los problemas de autoestima ligados al físico afectan a todo tipo de mujeres.

"Hay días en que me siento como si tuviera superpoderes, y hay otros en los que creo que soy la chica más gorda del mundo. Y sinceramente, hablo sobre la grasa que se me acumula en la espalda y sobre mi celulitis porque creo que es importante que haya mujeres en los medios que reflexionen con normalidad sobre esas cosas que la sociedad llama 'fallos', pero que todas tenemos en un grado u otro", apuntó en la misma conversación.

En su condición de referente para aquellas mujeres que se niegan a someterse a las inflexibles reglas de juego que en ocasiones definen la imagen pública, Ashley ha vivido situaciones tan paradójicas como la verse interpelada tanto por aquellos intransigentes que no toleran sus medidas como por aquellos que le reclaman que se vista de forma más provocativa para exhibir así el orgullo que debería sentir por su figura.

"Por un lado vemos que no hay muchas celebridades con curvas que se atrevan a mostrarse súper sexy, y las razones parecen estar claras. Pero en mi caso, tengo gente en las redes sociales que se cabrea conmigo porque dicen que cubro demasiado mi cuerpo. Me dicen: '¿Por qué escondes tus curvas, que son preciosas?'. Y yo pienso: '¿Es que no entienden que hay días en los que siento que lo único que me queda bien es un saco?'", explicó sobre las dos posiciones extremas con las que se encuentra a diario.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad