Se encuentra usted aquí

Adam Driver confiesa que tardó meses en aceptar su papel en 'Star Wars'

Aunque la saga galáctica es una de las más icónicas de la historia del cine, el actor quiso analizar con detenimiento las implicaciones de participar en una producción de esas características.

Adam Driver confiesa que tardó meses en aceptar su papel en 'Star Wars'

Foto: AFP

Foto: AFP

El actor Adam Driver pasó de ser conocido entre los seguidores de la serie de televisión 'Girls', creada y protagonizada por Lena Dunham, a convertirse de la noche a la mañana en uno de los artistas más famosos del mundo por su personaje de Kylo Ren en 'El despertar de la Fuerza', una de las películas que más revuelo generó el año pasado al confirmar el regreso cinematográfico de la legendaria saga 'Star Wars'.

Sin embargo, el intérprete revela ahora que le llevó varios meses tomar una decisión final sobre su participación en la franquicia, a pesar de que constituía un escaparate incomparable para afianzar su posición en la industria, debido al dilema moral que se le presentaba al tener que encarnar al horrible villano de la cinta y al ser el responsable de una de las escenas que dejarían traumatizados a los espectadores.

"Desde que me ofrecieron el papel, sabía que la trama incluía una escena terrible que tenía que protagonizar mi personaje, así que preferí reflexionar sobre todo ello durante unos meses antes de aceptar el papel. Quería estar seguro de que estaba preparado para afrontar las consecuencias", explicó el intérprete a la revista Vulture.

Otra de las razones por las que el artista estadounidense prefirió sopesar la oferta con calma y sin precipitarse residía en la presión a la que sabía que se vería sometido por el nivel de exigencia asociado a un proyecto de semejantes dimensiones, que vendría dada tanto por el rodaje en sí mismo como por las esperanzas que había depositado en la cinta la numerosa legión de aficionados que tiene 'Star Wars'.

"Me encanta Han Solo, siempre fue uno de mis personajes preferidos, pero otro de los factores que tenía que considerar era el hecho de que me estaría comprometiendo con una de las franquicias más prestigiosas de la historia del cine. La dimensión del trabajo era abrumadora", aseguró a la misma publicación.

Finalmente, el actor de 32 años decidió embarcarse en la que terminó siendo la aventura profesional más ambiciosa de su vida gracias a la confianza que le inspiraba el director del 'Episodio VII', su admirado J.J. Abrams.

"En el fondo sabía que no podía decir que no, y el director jugó un papel muy importante en eso. Cuando tienes la suerte de trabajar con alguien como él, el personaje en cuestión es secundario", manifestó.

Por: Bang Showbiz 

Publicidad