Se encuentra usted aquí

Carolina Cruz habla del diagnóstico por el que se sometió a cirugía tras su embarazo

La presentadora contó a la Revista Vea las serias complicaciones de salud que tuvo que afrontar luego de tener a Matías.

Carolina Cruz habla del diagnóstico por el que se sometió a cirugía tras su embarazo

Foto: Revista Vea

Foto: Revista Vea

Por primera vez y tras casi un año de la llegada de Matías, Carolina Cruz ha abierto su corazón para revelar algunos apartes de su vida que la llevaron a convertirse en una persona más fuerte y positiva.

La presentadora y empresaria habló para la Revista Vea sobre su decisión de mantener en privado la llegada de su hijo Matías, de las complicaciones de salud de su suegra y de un complicado diagnóstico al hacerse un chequeo.

Según informa el ya mencionado medio, Matías estaba programado para nacer el 22 de abril, pero se adelantó dos semanas y por esta misma razón el pequeño tuvo que estar hospitalizado durante cinco días y estar conectado a un tanque de oxígeno.

“Nos criticaron mucho por redes. Ese primer mes fue muy duro. No quería mostrar a Matías conectado a una bomba de oxígeno, eso no es chévere”, aseguró la presentadora para Vea.

Sin embargo, ahí no paró su preocupación. Luego de tener a su bebé, Carolina tenía la intensión de planificar y por eso visitó a su doctor para que le recomendara el mejor método que se acomodara a sus necesidades.

Para esto le hicieron inmediatamente una citología y allí algo salió mal. Su doctor la remitió a un especialista para hacerle una biopsia y así descartar una enfermedad grave. Con el resultado tuvieron que operarla.

“Cuando me operaron me limpiaron por dentro y de una vez me sacaron una muestra para hacerme otra biopsia y ver cómo estaba todo. Tras l nuevo resultado me informaron que debían operarme nuevamente porque quedaron residuos que no se podían dejar. Se determinó volver al quirófano en octubre porque era necesario completar la cicatrización”, declaró.

Pero si quería tener otro hijo, Carolina debería esperar un poco más para operarse, así que decidió hacerse otra biopsia, la tercera, y con el resultado volvió al quirófano en diciembre. Luego de esta intervención, el resultado en la actualizad es positivo.

Sin embargo, meses antes, Olga, la mamá de Lincoln, había fallecido y tuvieron que afrontar como pareja y familia este dolor juntos.

Ahora la pareja disfruta de la Matías, de su alegría y el amor que cada vez es más fuerte y, quién sabe, poder darle la bienvenida a otro integrante.

Si quieres leer la entrevista completa, adquiere ya la más reciente edición de la revista Vea.

 

 

Publicidad