Se encuentra usted aquí

A Eva Mendes le llueven los pretendientes

El actor David Arquette, exmarido de la televisiva Courteney Cox, confiesa que trató de cautivar a la actriz latina con un mensaje telefónico que resultó en

22f5f8e6aa6b35eb2756ad0c4a00dd8f.jpg

La exuberante Eva Mendes lleva más de dos años de idilio sentimental con uno de los actores más cotizados y atractivos del momento, el canadiense Ryan Gosling, pero ese dato debió de pasar desapercibido para el también actor David Arquette -hermano de las artistas Rosanna y Patricia Arquette- cuando decidió probar suerte y tratar de concertar una cita con ella poco después de su divorcio de Courteney Cox. Sin mucho éxito.

"Nunca he querido contar esto, pero ya es demasiado tarde para dar un paso atrás. El caso es que un día me acordé de que un amigo mío tenía el número de teléfono de Eva Mendes, que siempre me había gustado. Cuando lo tuve entre mis manos, decidí armarme de valor y dejar un mensaje en su buzón de voz, diciendo algo informal como 'Hola, soy David, ¿te acuerdas de mí? Me encantaría llevarte a cenar algún día, ¿te apetece la idea?'. El tono de mi voz era bastante sugerente, y estaba claro que mis pretensiones no eran solo amistosas. Lo peor de todo es que al rato recibí una llamada y era ella, que me dijo: 'Oye, que sepas que has dejado un mensaje en el contestador del móvil de mi exnovio'. No he vuelto a saber nada de ella", confesó David Arquette en una entrevista radiofónica con el presentador y humorista Howard Stern.

 

Teniendo en cuenta que Eva mantuvo una relación sentimental de 10 años con George Gargurevich antes de dejarlo todo por Ryan Gosling, lo más probable es que fuera Gargurevich quien recibiera el mensaje de voz que David Arquette hubiera deseado no haber grabado nunca.

Aunque George Gargurevich es un joven director peruano de bajo perfil mediático, su presencia en el pasado de Eva Mendes podría ser responsable de algunas de las discusiones domésticas que habrían protagonizado últimamente Eva y Ryan. Y es que debido a la estrecha amistad que la actriz sigue manteniendo con su expareja y a las conversaciones que habrían compartido sobre ciertos asuntos laborales, los celos e inseguridades de Ryan Gosling habrían crecido exponencialmente hasta estallar en reproches y reprimendas dirigidos a su atractiva novia.

 

"Hubo un tiempo en que George estuvo pasando unos días en la casa de Eva y Ryan porque estaba de visita en Los Ángeles. A Ryan nunca le hizo gracia que el exnovio de su chica compartiera su mismo techo aunque solo fuera por unos días, pero lo que sí que no podía soportar era que Eva y George no se cortaran a la hora de exhibir la complicidad que todavía existía entre ellos. Ryan mantuvo una tensa conversación con Eva y le pidió que le echara de casa en repetidas ocasiones, pero al final fue George quien se marchó por su propio pie", aseguraba un amigo de la pareja al portal de noticias Celebitchy.

 

Por: Bang Showbiz

 

Publicidad