Se encuentra usted aquí

Michael Kelly se sincera sobre la traumática salida de Kevin Spacey de 'House of Cards'

El actor, quien da vida al jefe de gabinete del presidente Doug Stamper en la ficción televisiva, todavía no termina de asimilar la caída en desgracia de Spacey a raíz de las acusaciones de acoso sexual que pesan contra él.

Michael Kelly se sincera sobre la traumática salida de Kevin Spacey de 'House of Cards'

Foto: AFP

Foto: AFP

Aunque la producción de la última temporada de 'House of Cards' sigue su curso con aparente normalidad y, en solo unas semanas, se estrenará la tanda de capítulos que cerrará definitivamente una de las tramas más emocionantes de la historia de la televisión contemporánea, la precipitada salida de Kevin Spacey -coprotagonista junto a Robin Wright- de la serie con motivo del sinfín de acusaciones de acoso sexual que pesan contra él dejó helado a buena parte del equipo y, sobre todo, a uno de sus compañeros más cercanos: el intérprete Michael Kelly.

"El equipo estuvo sin trabajar mucho tiempo y es como si de repente todo hubiera desaparecido. Me quedé algo desorientado, como diciendo: '¿Y ahora cómo lo vamos a hacer? ¿Cómo seguimos adelante?'. Fue una mezcla de sentimientos encontrados porque yo trabajaba codo con codo con este hombre. Volver a los mismos escenarios, a los mismos sets de rodaje, pero ligeramente alterados por la llegada de una nueva presidenta y de gente diferente, me hizo sentir algo extraño", ha expresado en conversación con la revista Variety.

"Me embargaron un millón de emociones diversas y he tenido que procesarlas todas durante este período. No quiero hablar demasiado de ello porque, de muchas maneras, ha sido una situación muy descorazonadora. No sé cómo expresarlo con palabras porque, no sé, ha sido como pasar de vivir en una realidad concreta a aterrizar en un mundo completamente diferente y desconocido", ha añadido el actor que encarna al astuto y retorcido jefe de gabinete Doug Stamper, la mano derecha del ya depuesto presidente Frank Underwood.

Pese a haber hecho todo lo posible para retomar sus obligaciones profesionales con la misma profesionalidad y compromiso de siempre, Michael todavía no ha "asimilado" del todo la transformación radical que ha experimentado la imagen pública de Kevin Spacey -considerado como uno de los artistas más respetables y cotizados de la industria hasta entonces- desde que el también actor Anthony Rapp revelara en octubre que este había intentado forzarle a mantener relaciones sexuales cuando solo tenía 14 años, un alegato que abrió la caja de pandora y desembocó en la aparición de numerosas acusaciones de similar naturaleza por parte de otros hombres.

"Lo único que sé es lo que he oído, pero no sé nada a ciencia cierta. Es muy duro. Pasas de hablar con alguien a menudo a no verle en absoluto ni saber nada de él. Me imagino que estas cosas ocurren en cualquier profesión, pero es difícil de asimilar, es todo muy extraño. No tengo ninguna opinión formulada sobre lo que ha ocurrido ni había hablado públicamente del asunto", ha confesado en la misma conversación.

Por: Bang Showbiz

Fiscalía de Los Ángeles investiga supuestos casos de abuso sexual de Kevin Spacey

Presentan el primer adelanto de ‘House of Cards’ sin Kevin Spacey

Investigan a Kevin Spacey por un tercer ataque sexual en Londres

 

 

 

Publicidad